Sacerdotes de Michoacán solicitan prueba rápida para COVID-19

Actualmente todavía no existen condiciones para abrir las misas de forma pública e inmediata, porque esto podría provocar un aumento de los contagios.

Foto: Agencias.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Tras lamentar el contagio de sacerdotes en otros puntos de la república, el arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias Merlos, adelantó que se está buscando acceder a pruebas rápidas para detectar el nuevo Coronavirus (COVID-19) en este segmento, ya que en México tanto el personal de salud como los ministros de fe son considerados dentro de los dos principales sectores con riesgo de contraer la enfermedad.  

“Se está hablando de que van a llegar pruebas rápidas a México ya para poderse aplicar a toda la población y, en razón de que se está necesitando poder tener la mayor seguridad para el restablecimiento de la vida normal de quiénes sí puede tener contagio, sobre todo los que tengan más riesgo, porque nos ponen entre los de más riesgo a todo el personal de salud, médicos, enfermeras y personal del hospital, y a los sacerdotes, los ministros religiosos”.

PUBLICIDAD

“Somos dos de los sectores de mayor riesgo y se está planteando la posibilidad de que todo el sector salud y todo el sector religioso podamos tener pruebas rápidas a la brevedad”, explicó el líder religioso en conferencia de prensa.  

Previamente, enfatizó que actualmente todavía no existen condiciones para abrir las misas de forma pública e inmediata, porque esto podría provocar un aumento de los contagios de COVID-19 que se le puede “achacar” a la iglesia católica. También lamentó que cuenta con conocimiento de contagios de sacerdotes en otros puntos de la república, a algunos de los cuales él mismo les entregó el ordenamiento de su cargo.

PUBLICIDAD

“Ahorita en México, por las circunstancias, por el semáforo rojo, no se puede abrir el culto totalmente. Aquí en México tenemos que hacer algo progresivo y gradual, aquí en Michoacán si abrimos todos los templos va a haber un contagio que nos lo van a achacar a la iglesia sin que sea cosa de la iglesia. Yo personalmente no creo que tengamos que abrir de par en par porque el foco rojo está a la vista, la famosa curva está ascendente no decreciente, no se ha aplanado”.  

“Cuando yo me entero que hay sacerdotes en Nezahualcóyotl que yo conozco, yo los traté, yo los ordené; sacerdotes en Altamirano, en Acapulco, que ya están contagiados; digo que tengo que cuidar más a los sacerdotes y hacerle conciencia de que se cuiden, pero son situaciones que ya son muy particulares. Desafortunadamente, a veces tenemos que llegar a esas situaciones para que la gente reaccione”, ahondó Garfias Merlos.   

De acuerdo con datos de la arquidiócesis, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) tiene un registro de nueve sacerdotes del país que han fallecido a causa del nuevo Coronavirus y ocho más que se encuentren infectados, en ciudades como Puebla, Nezahualcóyotl, Acapulco, Tlalnepantla, Xochimilco, Cuernavaca, Veracruz, León, en tanto que en Michoacán no se tiene registro de ningún contagio.

Condonan cuotas a iglesias


Distintas voces han apuntado que, a la par que avanza la pandemia por el nuevo Coronavirus, ya se comienzan a dar crisis económicas en diversos sectores, derivado de la inactividad productiva. Representantes de la Arquidiócesis de Morelia han señalado que todavía no se cuenta con un estudio sobre la baja de ingresos que se ha tenido por la falta de limosnas, no obstante Garfias Merlos también informó que se ha tomado la determinación de condonar las cuotas que entregan el reto de las iglesias de la zona.

“Aquí en la Arquidiócesis de Morelia hemos estado buscando dar respuesta en una combinación de solidaridad entre las parroquias que tienen mejores condiciones con las parroquias que tienen menos condiciones económicas y desde la arquidiócesis por lo que tenemos de fondo para situaciones emergentes, poder apoyar a las situaciones concretas que se puedan dar en las parroquias”.

“Lo especifico que hicimos fue condonar la aportación que las parroquias y las rectorías hacen a la arquidiócesis durante los meses de abril y mayo y posiblemente también en junio, es una forma muy concreta de apoyo a las parroquias y a las rectorías y de una forma directa a los sacerdotes”, finalizó el arzobispo.