El cártel H-2 dedicado a la violencia a gran escala, protegido por Cienfuegos y del que recibió dinero

El capo, quien fue abatido en febrero de 2017, es señalado por el gobierno de Estados Unidos de ser quien entregaba sobornos al general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Redaccón / La Voz de Michoacán

México, El cartel mexicano H-2, una escisión del grupo criminal de los Beltrán Leyva, saltó a la palestra este viernes al ser señalada como la organización que recibió protección de Salvador Cienfuegos, el ministro de Defensa del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) que acaba de ser arrestado en Estados Unidos.

"El grupo criminal H-2 es una escisión, una ramificación del grupo criminal de los Beltrán Leyva. Es un cártel que no suele presumir de sus golpes pero se ha ido afianzando en la última década", expuso en entrevista con Efe el experto en seguridad Pedro Isnardo.

PUBLICIDAD

Según la Fiscalía estadounidense, Cienfuegos garantizó que no se lanzaran operaciones militares contra este grupo criminal, pero sí ordenó a las Fuerzas Armadas mexicanas que atacaran organizaciones narcotraficantes rivales.

La organización criminal tomó el nombre de su líder Juan Francisco Patrón, apodado H-2 y quien fue abatido el 10 de febrero de 2017 durante una operación de la Marina en la ciudad de Tepic, Nayarit.

PUBLICIDAD

El H-2 era el "líder del grupo delictivo de los Beltrán Leyva en Nayarit y Jalisco", además de Sinaloa, en el Pacífico mexicano, es decir, una pieza clave dentro de la citada organización, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación de México.

Según la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York, el cártel H-2 era una organización "que habitualmente se dedicaba a la violencia a gran escala, incluida la tortura y el asesinato y que operara con impunidad en México".

Isnardo indicó que, si las instituciones castrenses mexicanas han llegado a este nivel de corrupción, cabe preguntarse "cómo están los Gobiernos de los estados y las demás instancias de seguridad pública y nacional".

De acuerdo con la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York, Cienfuegos, arrestado el jueves en Los Ángeles, supuestamente protegió y ayudó al cártel mexicano H-2 a cambio de sobornos.

Isnardo asegura que la detención de Cienfuegos "deja muy en claro cuál es el nivel de vinculación que (el narcotráfico) puede alcanzar no solo en el Ejército mexicano, sino también los riesgos de la militarización".

Salvador Cienfuegos, exsecretario de la Defensa Nacional en la administración del ex presidente Enrique Peña Nieto, presuntamente recibió dinero y ayudó al trasiego de drogas por parte del cártel de los Beltrán Leyva, una de las organizaciones criminales más peligrosas de México.

La muerte del H-2

En febrero de 2017 la entonces Procuraduría General de la República (PGR) inició una carpeta de investigación por los hechos ocurridos el jueves 9 de dicho mes, en el que murieron 12 presuntos delincuentes en dos enfrentamientos con infantes de Marina en Tepic, Nayarit.


Fuentes de la Secretaría de Marina (Semar) informaron que los peritos y el Ministerio Público de la Federación, adscrito a la delegación de la PGR en Nayarit, investigaron cómo iniciaron los enfrentamientos, de igual forma recabaron las declaraciones del personal militar que participó en el operativo donde murió Juan Francisco Patrón Sánchez, alias "El H-2", presunto líder del cártel de los Beltrán Leyva en Nayarit y el sur de Sinaloa.


Supuestamente los agresores atacaron a las Fuerzas Armadas en la colonia Lindavista, en Tepic, donde fallecieron ocho sujetos; poco después, en apoyo de autoridades civiles, ocurrió otro tiroteo en las inmediaciones del aeropuerto de la ciudad, donde abatieron a otros cuatro, precisó la Semar.


Los presuntos narcotraficantes que intentaron huir llevaban fusiles de asalto AK-47, conocidos como “cuerno de chivo”, al menos una ametralladora Barret calibre .50, con capacidad para penetrar blindajes, y lanzagranadas, informaron a este medio fuentes militares.


En al menos uno de los operativos participaron dos helicópteros, y personal de infantería de Marina realizó “disparos disuasivos” desde la aeronave para disuadir a los criminales, apoyar a las tropas en tierra e impedir que algún militar resultara herido o muerto en la agresión, subrayó la Armada.

Caso de EUA

La "Operación Padrino", como bautizó la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) a la investigación contra Salvador Cienfuegos, quien es acusado este viernes de narcotráfico y blanqueo de dinero, logró tumbar una presunta red del general retirado en EUA.

En ese sentido, para el especialista en seguridad nacional Javier Oliva, lo que hay preguntarse es "cómo la DEA interceptó miles de mensajes y si esas intercepciones fueron en territorio mexicano".

"Ahora las autoridades estadounidenses deben demostrar, de manera fehaciente y contundente, lo que hasta ahora son sospechas y también tienen que demostrar que esta investigación no tiene que ver con el proceso electoral en Estados Unidos", añadió el investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró como "un hecho muy lamentable que un exsecretario de la Defensa sea detenido acusado por vínculos con el narcotráfico".