Tras ser liberado por el gobierno de EUA, el general Salvador Cienfuegos ya está en México

El extitular de Sedena llegó a territorio mexicano luego que en Estados Unidos desestimaran diversos cargos penales en su contra.

Foto: EFE.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional, llegó a México proveniente de Estados Unidos luego de que una jueza aceptó desestimar los cargos penales en su contra como lo solicitó el Departamento de Estado.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos, a través del fiscal Seth D. Ducharme, informó a la jueza Carol B. Amon que el general Salvador Cienfuegos fue trasladado a México la noche de este miércoles.

PUBLICIDAD

“El gobierno informa de conformidad con la Orden del Tribunal de hoy, para confirmar, que el Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos ha transportado con éxito al acusado a México”, se lee en el oficio de notificación a la jueza.

gov.uscourts.nyed.437498.26.0

PUBLICIDAD

De acuerdo con fuentes diplomáticas, Cienfuegos Zepeda aterrizó la tarde de este miércoles en el Aeropuerto Internacional de Toluca y personal de la Fiscalía General de la República le informó que esta sujeto a una investigación en México.

Su arribo significa que los cargos que pesaban en su contra en Estados Unidos: tres por narcotráfico y uno por lavado, quedan desechados.

La desestimación de cargos por narcotráfico y lavado de dinero contra el exsecretario de Defensa mexicano, Salvador Cienfuegos, por un tribunal de Nueva York, impulsado por el Gobierno de Estados Unidos, supone un triunfo diplomático para el Ejecutivo mexicano cocinado a fuego lento.

"Nosotros actuamos a partir de principios y lo que se hizo en este caso fue intervenir en materia política, diplomática, para expresar nuestra inconformidad ante un hecho que se presenta y deciden juzgar en Estados Unidos sin conocimiento de nuestro gobierno", dijo este miércoles en conferencia de prensa el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Cienfuegos, secretario durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, 2012-2018, y muy prestigioso entre las tropas, fue detenido el pasado 15 de octubre en Los Ángeles, y desde entonces se desplegó una artillería diplomática ante un caso que ejemplificaba, según el mandatario, la injerencia externa que padece el país.