Reviven caso de negligencia médica de hace 21 años

Desde 1999 la madre de la menor presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público Número Uno del Primer Distrito Judicial del estado de Nuevo León.

Foto: Notimex. La organización civil México Justo.org presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el caso de negligencia médica que dejó cuadripléjica a una niña en Monterrey.

Notimex/La Voz de Michoacán

México. La organización civil México Justo.org presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el caso de negligencia médica que dejó cuadripléjica a una niña en Monterrey, Nuevo León, luego de que la familia no obtuviera respuesta por parte de las autoridades mexicanas desde hace 21 años.

El 18 de enero de 1998, detalló la organización mediante un comunicado, la niña Johanna Fischer Garza de entonces 12 años ingresó con graves molestias en su cabeza causados por un coágulo a un hospital de la ciudad de Monterrey, lugar donde se le realizó una intervención quirúrgica al siguiente día.

PUBLICIDAD

Nueve días después de la operación, la paciente, quien permaneció ese tiempo inconsciente, despertó con una imperiosa necesidad de recibir oxígeno de forma mecánica, por lo que los doctores dijeron debía ser operada nuevamente para colocarle una válvula, pues señalaron, los pacientes presentan afectaciones derivadas de hidrocefalia (acumulación de líquido dentro de las cavidades profundas del cerebro).

Derivado de la desconexión de oxígeno artificial apuntó, Johanna mostró crecientes daños en diferentes zonas del cerebro, lo que se ocurrió probablemente por no haberle aplicado el respirador mecánico con el protocolo adecuado.

PUBLICIDAD

“De esta manera Johanna Ficsher Garza presenta desde entonces una condición de cuadriplejia total, lo que la hace totalmente dependiente, así como de persona afásica, es decir, que no puede hablar ni deglutir, además de una vista afectada”, explicó la organización.

Desde 1999 la madre de la menor presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público Número Uno del Primer Distrito Judicial del estado de Nuevo León, con el fin de que se investigara el actuar de los médicos y las enfermeras, no obstante, después de diversas irregularidades por parte de la autoridad mexicana Johanna, ahora de 33 años y su madre Alejandra Garza, no han podido recibir obtener justicia.

“En este caso todas las autoridades judiciales del país que lo tuvieron bajo su revisión, incluida la Suprema Corte de Justicia de la Nación, violentaron los derechos humanos de Johanna y de su madre Alejandra”.

Actualmente la petición, detalló México Justo, se encuentra en la etapa de estudio por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos con sede en Washington.