No queremos que se vaya Olga Sánchez Cordero, otros sí: López Obrador

Redacción/ La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Ciudad de México. Ante el rumor de la próxima renuncia de Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no quiere que se vaya, como en el caso de otros que deberían decir «ya me voy». Estamos muy contentos con …

Foto: Agencias. Hay versiones extraoficiales que afirman la próxima renuncia de Olga Sánchez Cordero, titular de Gobernación.

Redacción/ La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Ciudad de México. Ante el rumor de la próxima renuncia de Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no quiere que se vaya, como en el caso de otros que deberían decir "ya me voy".

Estamos muy contentos con ella y no queremos que se vaya... Estoy muy contento con el trabajo que está haciendo, es extraordinaria como profesional, tiene mucha experiencia, es una mujer con convicciones y trabajadora”.

El presidente fue cuestionado en la rueda de prensa de esta mañana sobre dicho rumor, y aseguró sin titubear que él no quiere que Sánchez Cordero salga del gobierno de la Cuarta Transformación.

PUBLICIDAD

Sin embargo, hay otros funcionarios que sí tienen la puerta abierta: "que se vayan a trabajar a escuelas, bancos, calificadoras".

El presidente compartió que aquellos que no están a gusto deberían decir: "ya me voy, esto no me gusta”.

En su rueda, el presidente admitió que todavía hay resistencias al interior de su gobierno y que están en proceso para cambiar estructuras, lo que implica eliminar direcciones adjuntas.

Estamos en eso, el lunes tengo una reunión con la Secretaría de Hacienda y el martes con el gabinete, sobre cómo queda la estructura a partir de la aplicación de la Ley de Austeridad Republicana... En su momento les vamos a presentar un informe de cómo estaba la estructura y como va a quedar".

Denunció que en el gobierno del presidente Felipe Calderón, creció de manera desmedida la "burocracia dorada", y fue cuando se crearon las plazas de directores adjunto.