Presume AMLO que no es autoritario, atiende a pobres y combate la corrupción

A dos años de haber ganado la elección presidencial, afirma que no ha dejado de trabajar en su proyecto de transformación; culpa a la pandemia de la crisis económica actual, en la que se han perdido 900 mil empleos en abril y mayo.

Foto: La Voz de Michoacán.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Al considerarse el presidente "más atacado" de los últimos 100 años, Andrés Manuel López Obrador destacó como logros de la administración que él encabeza la atención a los pobres, el combate a la corrupción y el no ser un gobierno represor, a dos años de haber ganado la elección presidencial. Mientras que lo que más “le preocupa y le duele” es la pérdida de vidas.

 “Me fortalece en lo espiritual” la atención a los pobres, dijo el mandatario durante la “mañanera” de este martes.

PUBLICIDAD

En otro acierto de su gestión al frente del gobierno federal, López Obrador destacó el combate a la “peste más funesta”, que es la corrupción.

“El combate a la corrupción, eso también es importantísimo, porque estoy convencido de que se trata de la peste, hablando en términos de epidemias, que más que la peste más funesta que ha afectado a México. Me siento muy orgulloso de estar encabezando una lucha frontal contra la corrupción, el que tengamos como objetivo desterrar la corrupción de México”, destacó.

PUBLICIDAD

Asimismo, elogió que su gobierno no es autoritario ni represor y es respetuoso de los derechos humanos.

“Me satisface es que no hemos reprimido al pueblo, de que no encabezo un gobierno autoritario, que no hemos participado en violaciones de derechos humanos, que no ha habido masacres, que no se ha utilizado al Ejército, ni a la Marina, ni a los cuerpos de seguridad para reprimir a los mexicanos”.

También celebró ser un presidente que respeta la libertad y no censura, a pesar de los embates de la oposición.

“Añadiría también que me place mucho el que, a pesar de ser el presidente más atacado de los últimos 100 años, la respuesta sea la libertad y no la censura, eso también me satisface, me llena de orgullo”.

En cuanto a los aspectos difíciles durante el año que lleva al frente del gobierno, expuso que son las pérdidas de vidas. “Lo que más preocupa y nos ocupa, en eso estamos, tratando de conseguir la paz, la tranquilidad para todos”.

La pandemia frenó la economía

Andrés Manuel López Obrador culpó a la pandemia del COVID-19 de frenar el crecimiento económico en el que se iba “tan bien”.

“Estas adversidades que enfrentamos, por ejemplo, la pandemia, tan bien que íbamos, porque el peso se estaba fortaleciendo, estábamos sentando las bases para el crecimiento, la economía, aumento al salario mínimo, como nunca, entonces viene la pandemia y afecta”.

“Vamos a salir pronto” a pesar de 900 mil empleos perdidos en dos meses

El mandatario nacional reconoció que según información que tiene, en abril 555 mil trabajadores registrados en el IMSS perdieron su empleo, mientras que en mayo la cifra fue de 345 mil, y aseguró que en junio serán menos de 100 mil las plazas laborales perdidas, por lo que prevé que a partir de julio iniciará la recuperación económica del país.

“Vamos a salir pronto. El peor mes que tiene que ver con la economía fue abril de acuerdo a nuestros indicadores, sobre todo por desempleo”. “Considero que julio, si no crecemos, se va mantener (la economía) y a partir de ahí vamos a generar más empleos. Ese es un indicador”, dijo.

A los adversarios se les revierte

AMLO insistió en que no se ha dejado de actuar en favor de la transformación a pesar de todo lo que ha sucedido, incluyendo las críticas de sus opositores, de los que consideró que no son dañinos y "se han portado bien".

Pero arremetió contra los adversarios que hay en prensa conservadora, a quienes les auguró que se les revertirán sus ataques.

“Pero en general hasta los adversarios que tenemos en la prensa conservadora, que insultan, también no pasa de ahí, tiene un efecto de boomerang, se les revierte, porque la gente no quiere eso, no quiere el insulto y quiere la transformación por la vía pacífica.