2021 será complicado para el IMSS, dice Zoé Robledo; la pandemia ha impactado en 29 mmdp al instituto

Zoé Robledo indicó que, para atender la pandemia durante todo este año, el Seguro Social tiene presupuestados alrededor de 16 mil millones de pesos

Foto: Twitter.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. En lo que va de la pandemia de COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dejó de percibir alrededor de 13 mil millones de pesos por concepto de cuotas obrero-patronales, debido a la caída del empleo, informó su director general, Zoé Robledo.

Además, el instituto ha gastado 16 mil millones de pesos en la contratación de personal y en la compra de equipos para hacer frente a la emergencia sanitaria.

PUBLICIDAD

No obstante, Robledo Aburto aclaró que el IMSS no está en crisis, aunque se avizora que el 2021 será un año “complicado, pero no imposible”, porque se tiene asegurada una viabilidad financiera durante los próximos 8 años, que no pone en riesgo el pago a pensionados y jubilados del instituto.

En conferencia de prensa, el director del Seguro Social añadió que se tendrán que hacer ajustes al gasto aplicando “mucha austeridad en lo superficial para poder invertir en lo sustancial”, como es la atención médica y el personal de salud.

PUBLICIDAD

“No hay un riesgo, ni una crisis financiera en el IMSS, eso sí lo quiero aclarar. Hay una situación complicada, a partir de la caída en el ingreso y la presión del gasto ante una nueva enfermedad y un escenario pandémico que nos llevó a la reconversión… porque digo que no hay una crisis financiera, porque justamente el año pasado se estableció incorporar a la reserva técnica del IMSS, cerca de 33 mil 300 millones de pesos”, informó.

Subrayó que la Secretaría de Hacienda hizo un planteamiento, para diciembre de 2021, respecto a una incorporación adicional de reservas por cerca de 35 mil millones de pesos más, lo cual incrementa la viabilidad financiera al IMSS hasta el año 2034.

“Es decir que le estamos incorporando 8 años más de sustentabilidad financiera al Instituto, que principalmente tiene que ver con que nunca se ponga el riesgo el pago de pensiones y del régimen de jubilaciones”, detalló.

Zoé Robledo indicó que, para atender la pandemia durante todo este año, el Seguro Social tiene presupuestados alrededor de 16 mil millones de pesos, de los cuales, 9 mil millones de pesos han sido destinados a nuevas contrataciones, al Bono COVID para el personal de salud, la compra de equipos de protección personal e infraestructura, por lo que, aclaró, no se ha desviado dinero del pago de pensiones a la pandemia.

“No hemos tomado dinero de las reservas y todo lo que hemos hecho para atender COVID y los derechohabientes y a estos 27 mil no derechohabientes, ha sido a partir de reasignaciones presupuestales, es decir, cosas que dejamos de hacer y no me refiero a atenciones médicas”, sostuvo.

Atención en la nueva normalidad

Por su parte, Raúl Peña Viveros, coordinador de Atención Integral en Segundo Nivel, informó que desde que inició el mes de septiembre, el IMSS está aplicando el plan de la administración pública federal para regresar a la nueva normalidad.

Añadió que actualmente, con altos niveles de bioseguridad, existen 13 estados donde los hospitales del Seguro Social están operando con regularidad.

Además se informó que se está poniendo atención a la posibilidad de un rebrote de coronavirus para volver a reconvertir las unidades médicas, de ser necesario.

“A la fecha llevamos más de 20 mil consultas de especialidades otorgadas en el mes de septiembre, más de 2 mil cirugías, que regularmente no se estaban realizando en el momento de atención máxima COVID. Y más de 120 mil estudios de apoyo a diagnóstico que se han estado realizando”, detalló.

En octubre, vacunación contra la influenza

Con la finalidad de que para el 31 de diciembre de este año el IMSS haya logrado una cobertura del 100 por ciento en la vacunación contra la influenza estacional, el próximo jueves 1 de octubre dará inicio la Campaña Nacional de Vacunación.

La inmunización iniciará con la aplicación de 420 mil dosis para llegar a un total de 14.4 millones de dosis para trabajadores y derechohabientes, incluyendo las personas afiliadas al programa IMSS-Bienestar.