Senado amplía dos años la gestión de Zaldívar en la SCJN: será presidente de la Corte hasta 2024

Entre protestas de los partidos de oposición, los senadores de Morena y del PVEM aprobaron aumentar dos años al periodo del ministro presidente de la Corte.

Foto: Notimex.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El Senado de la República aprobó una reserva durante la discusión de la reforma al Poder Judicial para ampliar el periodo de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) hasta el año 2024, con que el ministro Arturo Zaldívar permanecerá dos años más al frente de la Corte.

PUBLICIDAD

El dictamen fue avalado por 85 votos a favor, 25 en contra y cuatro abstenciones, y generó una discusión de más de una hora entre los coordinadores de las bancadas, luego de que la oposición afirmara que no conocían el proyecto porque no lo pudieron leer a tiempo.

La Constitución Mexicana establece que cada cuatro años los ministros de la Corte elegirán de entre ellos a su presidente, el cual no podrá ser reelecto para el periodo inmediato posterior. Sin embargo, con la reserva aprobada este jueves, el actual presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, concluirá su gestión hasta noviembre de 2024, en lugar diciembre de 2022.

La controversial reserva indica que: "La persona que a su entrada en vigor ocupe la Presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal durará en ese encargo hasta el 30 de noviembre de 2024".

PUBLICIDAD

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Damián Zepeda, afirmó que, con la probación de esta reserva, el gobierno federal busca controlar el Consejo de la Judicatura, que también preside Zaldívar, pese a que el ministro ha tenido desencuentros públicos con el titular del Poder Ejecutivo, luego de que este criticara a los jueces que suspendieron sus reformas a la Ley de la Industria Eléctrica.

El senador Raúl Bolaños, del Verde Ecologista y quien presentó la reserva, defendió que la propuesta va encaminada a darle continuidad a la Judicatura y que sin el transitorio que propuso, no se podrían implementar los cambios constitucionales propuestos en la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial.