Se acerca a Michoacán la monarca. Todo lo que debes saber para ir a los santuarios

Redacción/La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Morelia, Michoacán. A finales de este mes se espera la llegada de cientos de mariposas monarcas a territorio michoacano. Los Santuarios El Rosario y Sierra Chincua abren sus puertas a mediados de noviembre. De acuerdo con comisarios ejidales y pobladores de Angangueo y Zitácuaro, las mariposas llegan a finales …

Foto: Archivo.

Redacción/La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. A finales de este mes se espera la llegada de cientos de mariposas monarcas a territorio michoacano.

Los Santuarios El Rosario y Sierra Chincua abren sus puertas a mediados de noviembre.

De acuerdo con comisarios ejidales y pobladores de Angangueo y Zitácuaro, las mariposas llegan a finales de octubre y se van a finales de marzo.

PUBLICIDAD

Como todos los años las mariposas vienen desde Canadá; la migración se inicia a mediados o finales de agosto. A México se internan durante septiembre y octubre, llegando al centro de México a finales de octubre y principios de noviembre.

Los principales estados por donde pasa la Monarca son Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Querétaro, Aguascalientes, Guanajuato, San Luis Potosí, Hidalgo, Estado de México y Michoacán.

Los habitantes de la región oriente relacionan el Día de Muertos y las mariposas monarca con  creencias religiosas.

 

Lo que debes saber si vas a los santuarios

No se permite introducir alimentos, bebidas alcohólicas, objetos punzo cortantes, armas de fuego, ni mascotas a los santuarios; no llevarse plantas, animales, hongos, ni cualquier otro elemento que forma parte del bosque; no fumar o hacer fogatas.

Además, te piden respetar los límites de acceso para la observación de las colonias de mariposa Monarca; permanecer en silencio durante la estancia en el Santuario; no usar flash para tonar fotografías; no molestar, sujetar o capturar mariposas Monarca y; no permanecer más de media hora dentro del santuario, para dar oportunidad a otras personas de vivir esta experiencia sin alterar el estado de hibernación de las Monarca.