Apatzingán se "tiñe" de rojo; cuatro muertos este jueves

Alejandro Serrano / La Voz de Michoacán Apatzingán, Michoacán. Cuatro personas muertas hasta la tarde de este jueves, es el saldo de la violencia generada en la Tierra Caliente michoacana. El primer hecho se suscitó en la carretera Apatzingán-Aguililla, donde un hombre fue localizado sin vida sobre la carretera, cuyo cadáver presentaba huellas de violencia. …

Foto: La Voz de Michoacán. Los agresores huyeron en un vehículo sin que pudieran ser identificados hasta el momento.

Alejandro Serrano / La Voz de Michoacán

Apatzingán, Michoacán. Cuatro personas muertas hasta la tarde de este jueves, es el saldo de la violencia generada en la Tierra Caliente michoacana.

El primer hecho se suscitó en la carretera Apatzingán-Aguililla, donde un hombre fue localizado sin vida sobre la carretera, cuyo cadáver presentaba huellas de violencia.

PUBLICIDAD

Asimismo, un mecánico fue muerto a tiros mientras laboraba en su taller en la colonia 22 de Octubre, del municipio de Apatzingán.

La víctima es Rigoberto R., quien fue baleado por unos desconocidos en calle 1824.

PUBLICIDAD

Los agresores huyeron en un vehículo sin que pudieran ser identificados hasta el momento, según las primeras indagatoria policiales.

En una primera instancia, socorristas de Protección Civil atendieron a la víctima pero la gravedad de sus heridas fue tal que dejó de existir en el lugar de los hechos.

Dos cadáveres baleados fueron encontrados por unos lugareños en un predio deshabitado de la comunidad de San Antonio La Labor, perteneciente a este municipio.

Lo anterior fue confirmado por la Procuraduría General de Justicia del Estado, misma que detalló que el hecho fue la mañana de este jueves en un paraje de la localidad antes mencionada.

Las autoridades refieren que durante las pesquisas una de las víctimas fue identificada como Candelario C., de 32 años de edad.

El segundo difunto está en calidad de desconocido. Asimismo, se pudo saber que en el lugar donde estaban tirados los fallecidos había regados varios casquillos percutidos, los cuales fueron embalados por las autoridades ministeriales.