Aumentan 266% los homicidios dolosos en Michoacán en los últimos 5 años

Michoacán se ubica en cuarto lugar nacional de homicidios dolosos, superado sólo por Chihuahua, Estado de México y Guanajuato.

Foto: La Voz de Michoacán.

Jorge Ávila / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Durante el sexenio de la presente administración estatal la cifra de homicidios dolosos se ha multiplicado en 266 por ciento, pues durante el primer cuatrimestre de 2015 se registraron 242 asesinatos, en tanto que para el mismo periodo, pero de 2020, ya suman 886 crímenes de esta naturaleza, debido a la creciente influencia de los grupos del crimen organizado en distintas regiones del estado donde han sentado sus reales. Esto ha llevado a que Michoacán esté en cuarto lugar nacional en homicidio doloso. de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)

A nivel nacional la cifra de víctimas de asesinato se ha mantenido en el mismo rango durante estos 4 meses, ya que en enero fueron asesinadas en México 2 mil 819 personas, febrero cerró con 2 mil 766 víctimas de asesinato, marzo alcanzó las 3 mil personas ultimadas y abril cerró con un total de 2 mil 950 personas asesinadas en todo el país, para dar un total de 11 mil 535 homicidios dolosos.

PUBLICIDAD

Según el SESNSP, durante los primeros cuatro meses del año, el estado donde menos personas fueron asesinadas es Baja California Sur que, en contraste con Baja California, que tiene 880 asesinatos, sólo contabilizó 15 víctimas de homicidio. El estado en el que más gente ha sido asesinada es Guanajuato, donde células del Cártel de Jalisco Nueva Generación tienen una sangrienta pugna por el territorio con el Cártel de Santa Rosa de Lima, lo que causó la muerte de mil 534 personas en el cuatrimestre.

Contenidos relacionados


Michoacán se ubica en cuarto lugar nacional de homicidios dolosos, superado sólo por Chihuahua (906), Estado de México (982) y Guanajuato (mil 534). En contraste, los estados donde menos víctimas de homicidio se contabilizan son Baja California Sur (15), Yucatán (16), Campeche (26) y Aguascalientes (28).

PUBLICIDAD

Durante estos 4 meses, en el estado 886 personas fallecieron por impactos de bala, de las que 166 corresponden a los índices delictivos del mes de abril. Durante el mes pasado, 10 personas fueron ultimadas con armas blancas, contra 8 se utilizó otro objeto distinto y en 22 asesinatos no se pudo precisar con qué mataron a las víctimas. Y es que, aunque una persona haya sido asesinada de un balazo en la cabeza, si los asesínanos sólo tiran el torso, como sucedió en Huetamo el 18 de mayo, no se puede precisar la causa de la muerte.

El delito de lesiones en sus distintas modalidades también presenta números elevados en Michoacán, ya que en enero hubo 629 víctimas, en febrero hubo 619, en marzo el número de víctimas se disparó a 779 y en abril volvió a descender a 617, para un total de 2 mil 644.

De esas 2 mil 644 personas que sufrieron lesiones durante el primer cuatrimestre de 2020, 539 personas sufrieron lesiones de forma dolosa durante el mes de abril, y contra 70 de ellas se utilizaron armas de fuego, a 23 se les hirió con arma blanca, 340 sufrieron lesiones y heridas con algún otro objeto y en 106 víctimas no se especificó con qué fueron agredidas.

Violencia de género, la gran deuda del Estado

Aunque en menor medida, la violencia feminicida siguió presente en la entidad durante los primeros cuatro meses de 2020, ya que, aunque en enero no se registró ningún caso, en febrero, una mujer fue víctima de feminicidio, contra 4 de estos asesinatos que se perpetraron en marzo y uno más en el mes de abril, para un total de 6 en lo que va del año.

Aunque la cifra pareciera mínima frente a los homicidios culposos y dolosos, lo que llama la atención del reporte del SESNSP es que ningún feminicidio se cometió con arma de fuego, sino que en contra las dos mujeres víctimas en marzo se usó arma blanca, y contra las otras dos fue utilizado algún otro elemento, y en el feminicidio correspondiente a abril, igual se consigna que se cometió con otro elemento. Esto hace inferir la saña con que las víctimas de feminicidio son asesinadas, pues el uso de armas blancas u “otros elementos” es indicativo del nivel de violencia que se ejerce sobre las víctimas.

Foto: Samuel Herrera Jr., La Voz de Michoacán.

Ahora bien, esta cifra, estadísticamente baja, no quiere decir que sólo esas mujeres hayan sido víctimas de asesinato, sino que sólo esos casos fueron considerados feminicidios, ya que para que un crimen sea tipificado como feminicida debe tener ciertas características. Según el artículo 325 del Código Penal Federal en México, este crimen lo comete quien priva de la vida a una mujer por razones de género y hay siete circunstancias clave para ello: existencia de signos de violencia sexual, lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, antecedentes de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar; que exista una relación sentimental, afectiva o de confianza entre la víctima y el victimario; que haya antecedentes de amenazas, que se haya presentado acoso o lesiones relacionadas con el hecho delictuoso, que la víctima haya estado incomunicada y que el cuerpo haya sido expuesto o exhibido en un lugar público.

Otro dato a destacar es que, como en Michoacán el aborto sigue siendo un delito, en este cuatrimestre se abrieron 5 carpetas de investigación por este hecho, una de ellas en el mes de abril, lo que seguramente seguirá ocurriendo en tanto no se legisle en la materia, ante el riesgo de que las mujeres que decidan interrumpir su embarazo terminen engrosando la cifra de homicidios al llevarlo a cabo en condiciones y lugares no aptos para ello.

Por otro lado, la violencia sexual, cuyo pico estuvo en marzo, con 114 casos, en abril bajó a 80, de los que 40 fueron consignados como abuso sexual, 8 carpetas se abrieron por hostigamiento sexual, 19 por violación simple, 10 por violación equiparada y 3 por “otros delitos contra la libertad y la seguridad social”, como el estupro.

También puedes leer: Violaciones en Morelia aumentan 60% durante los primeros tres meses de 2020

En cuanto a la violencia familiar, sí ha tenido un marcado aumento, como se preveía que sucedería durante el periodo de aislamiento social y suspensión de actividades no esenciales. Así, enero cerró con 78 casos, en febrero se registraron 71, en marzo se disparó a 120 carpetas y abril culminó con 112 casos de violencia familiar.

Pero además de eso, en lo que va del año se ha atendido a 19 personas de menos de 18 años víctimas del delito de corrupción de menores, de las que una corresponde a abril.

Finalmente, se registraron 8 víctimas de trata de personas durante estos 4 meses, la mitad de los casos son de abril.

¿Quién nos ha robado el mes de abril?

Según Semáforo Delictivo los municipios marcados en color rojo son Huetamo, Jacona, Maravatío, Morelia, Tarímbaro, Uruapan, Zamora, Zinapécuaro y Zitácuaro, siendo la capital del estado la que más destaca en feminicidios. Cabe señalar que la estadística de Semáforo Delictivo va en razón de cuántas carpetas de investigación se abren por cada 100 mil habitantes, lo que puede implicar una aparente variación.

Aunque en abril de 2015 fue un mes complicado, esto al tener en rojo todos los indicadores de inseguridad, la cantidad de homicidios no fue tan elevada como en los años siguientes, puesto que hubo 53 carpetas de investigación, siendo 16 por hechos homicidios en Morelia.

En 2016, durante el mes de abril, Zamora fue la demarcación del estado más peligrosa, esto en razón de las 11 carpetas de investigación por asesinato que se abrieron durante ese mes, contra 92 de todo el estado.

Foto: La Voz de Michoacán. El cuerpo de una mujer fue dejado en una maleta el pasado lunes 18 de mayo en Zamora.

Lee también: En una maleta, homicidas dejan el cadáver de una mujer, en Zamora

Durante el cuarto mes de 2017 en el estado se abrieron 100 carpetas de investigación por homicidio, de las que 14 se abrieron en Sahuayo, que fue el municipio más violento en abril de ese año.

Abril de 2018 fue más violento, ya que, con Morelia otra vez a la cabeza al registrar 14 incidentes, el estado contabilizó 99 carpetas de investigación por homicidio.

Ese mismo mes, pero del año pasado, Michoacán estaba en amarillo en cuanto a homicidios, con 94 casos, y Morelia era el punto del estado con mayores problemas, ya que sólo en ese mes se registraron 14 incidentes.

Así, durante el mes de abril de este año, con 174 carpetas de investigación por asesinato, los municipios de mayor incidencia son Jacona, con 17; Zamora, con 36, y Uruapan, con 25 homicidios.

Para abril o para mayo…

Según recuentos que esta casa editorial ha hecho con base en los reportes, la violencia podría seguir en aumento en los siguientes meses, puesto que se ha notado un aumento contante en delitos como el homicidio, y como ejemplo baste señalar que del 1 al 15 de mayo de 2020, sólo en la zona comprendida entre los municipios de Zamora y Jacona fueron asesinadas 21 personas.

Ante esa ola de asesinatos, sobre todo a raíz del doble homicidio de dos adolescentes en Zamora, el 15 de mayo, se dio el anuncio de que por enésima ocasión se reforzaría la seguridad en la región, pero esta vez a cargo de la Guardia Nacional.

Y es que en Zamora la tasa de homicidios está en promedio de una al día, ya que, según el corte al 15 de este mes, en esa ciudad fueron asesinadas 16 personas, entre ellas dos menores de edad y una mujer que estaba con sus familiares festejando el 10 de mayo. En tanto que en Jacona, ciudad que es separada de Zamora por un río, 5 personas fueron ultimadas a balazos.

Los ataques armados además arrojaron un saldo de 11 lesionados en Zamora durante la primera quincena de este mes, entre quienes destaca una joven que había sido privada de la libertad y a la cual sus agresores abandonaron pues la dieron por muerta. En Jacona una persona sobrevivió a una agresión a tiros.

En este contexto, se informó que la Guardia Nacional estaba reforzando las labores de prevención del delito, y para ello hicieron un recorrido por la ciudad, además de sumar 40 patrullas nuevas para las labores en el municipio de Zamora.

También se destacó que además de Zamora, los uniformados federales harían presencia en Jacona, Jiquilpan, Sahuayo, Tangancícuaro, Chilchota, Ixtlán, Chavinda, Tangamandapio, todo ello en coordinación con autoridades municipales y estatales; sin embargo, los asesinatos en la región siguen nutriendo las estadísticas.