Balacera en Penjamillo deja un federal herido y el decomiso de armamento y drogas

EDUARDO RUIZ MUÑOZ/ La Voz de Michoacán. Penjamillo, Mich.- Un enfrentamiento entre policías federales y una banda de delincuentes que se prolongó por más de una hora, convirtió la tarde de éste miércoles a la cabecera municipal de Penjamillo en un campo de batalla, generando el temor generalizado de la población civil que se vio …

enfrentamiento-penjamillo
EDUARDO RUIZ MUÑOZ/ La Voz de Michoacán.

Penjamillo, Mich.- Un enfrentamiento entre policías federales y una banda de delincuentes que se prolongó por más de una hora, convirtió la tarde de éste miércoles a la cabecera municipal de Penjamillo en un campo de batalla, generando el temor generalizado de la población civil que se vio envuelta en el fuego cruzado; com oresultado del hecho un elemento de la PF habría resultado herido por lo que fue trasladado a un nosocomio particular de Morelia.
En los hechos participaron por lo menos 200 agentes federales, militares y municipales, que acudieron en apoyo de los uniformados que se enfrentaron a balazos con un grupo de sicarios, lo cual ocasionó que uno de los agentes federales resultara con una herida de bala en el abdomen, por lo que fue trasladado a la ciudad de Morelia a bordo de un helicóptero.
Extraoficialmente se dio a conocer que dentro de dos camionetas, los agentes federales localizaron un arsenal de armas de fuego, así como droga y uniformes tipo militar.
Los hechos ocurrieron después de las cinco de la tarde, cuando un par de patrullas de la Policía Federal transitaba por la carretera estatal La Piedad- Puruándiro a la altura del panteón municipal de Penjamillo.
En esos momentos, los agentes policiacos se dieron cuenta de la presencia de dos camionetas que se encontraban estacionadas en el camino que conduce a la comunidad de Arroyuelos, a bordo de las cuales se encontraban varios sujetos armados.
Al ver la presencia de los policías, los presuntos delincuentes comenzaron a disparar en contra de las patrullas, por lo que se generó un intercambio de balas que duró aproximadamente una hora, según versiones de los testigos.
Los hechos se desarrollaron en las inmediaciones de una gasolinera y un parque recreativo, donde en esos momentos había personas civiles que tuvieron que buscar refugio en los sitios donde les fue posible.
Un hombre, relató que permaneció escondido dentro de los baños del parque junto con su mujer y un hijo, mientras la balacera se desarrollaba. “Nada más escuchábamos como las balas pasaban rosando por las ventanas y algunas pegaron en la pared por la parte de afuera. Fueron los minutos más largos de toda la vida”, relató.
Mientras se desarrollaba la batalla arribaron al lugar aproximadamente 50 patrullas de la Policía Federal, así como del Ejercito Mexicano y la Policía Municipal de Penjamillo.
En determinado momento, los sujetos que enfrentaron a los uniformados se dieron a la fuga por el cerro, por lo que se hizo necesaria la utilización de dos helicópteros que estuvieron sobrevolando el área para tratar de localizarlos, sin obtener resultado.
Varios de los vehículos que estaban estacionados en las inmediaciones resultaron con impactos de bala, así como las casas y negociaciones cercanas.
Cabe destacar que el operativo ocasionó que los propios policías municipales, adscritos a la Dirección de Seguridad Pública de Penjamillo, entraran en crisis de nervios, al grado que disparaban en contra de personas civiles que transitaban por la carretera.
Fue el caso de un hombre de la tercera edad que viajaba con rumbo a Puruándiro y al llegar al sitio donde se encontraba el operativo, fue obligado a detenerse con palabras altisonantes, como no lograba descender rápidamente, varios elementos policiacos comenzaron a disparar hacia la unidad para luego someterlo.
Posteriormente, recibieron indicaciones vía radio de uno de sus superiores que les indicó que llevaran al hombre en calidad de detenido a barandilla, hasta que explicara el por qué no acató la orden de hacer alto.
Tras las acciones, las autoridades aseguraron una camioneta Ford color negro, con placas de circulación GM34340 del estado de Guanajuato, así como una camioneta Expedición, color blanco, con placas PRF6369 del estado de Michoacán, las cuales eran utilizadas por los sicarios.-

PUBLICIDAD