Consejos de seguridad vial para peatones

Agencias / La Voz de Michoacán Ciudad de México. La seguridad vial no solo afecta a los conductores de vehículos. Los peatones también tienen mucho que ver con ella. Aquí te damos unos cuantos consejos que debes tener siempre presente cuando camines por la calle o por la carretera. PUBLICIDAD No camines cerca del bordillo. …

Foto: Twitter. Cuando la luz verde para peatones empiece a parpadear, no cruces. Indica que en breve va a cambiar a rojo.

Agencias / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. La seguridad vial no solo afecta a los conductores de vehículos. Los peatones también tienen mucho que ver con ella.

Aquí te damos unos cuantos consejos que debes tener siempre presente cuando camines por la calle o por la carretera.

PUBLICIDAD

No camines cerca del bordillo. En esa zona tienes mucho más riesgo de caída, y con peores consecuencias.

Si hablas o escribes con tu móvil, detente en un lugar seguro de la acera.

PUBLICIDAD

Si vas de la mano con un niño pequeño, llévale por el lado más alejado del bordillo.

No lleves animales sueltos: pueden ser atropellados, asustar a las personas o provocar otras situaciones de peligro.

Ofrece tu ayuda si alguien la necesita: ancianos, personas con movilidad reducida, etc.

Cruzar la calle por los pasos señalizados sin semáforo.

No cruces mientras utilizas tu móvil, pues son unos segundos donde necesitas la máxima concentración por si tienes reaccionar ante situaciones imprevistas.

Mira a ambos lados, y cruza la calle o avenida sólo si no viene nadie.

Si hay vehículos en el entorno, muestra tu intención de cruzar mirando a los coches y a sus conductores. Cruza solo cuando éstos te hayan visto y se detengan para cederte el paso.

Si la calle es de un solo sentido, cruza por el lado más alejado al coche detenido.

Si la calle es de dos sentidos, asegúrate de que los coches que circulan por ambos sentidos van a parar.

Si uno de los dos sentidos va atascado, extrema las precauciones: no salgas de entre los coches de improviso y vuelve a mirar a ambos lados cuando hayas atravesado el carril congestionado.