Desinstalan plantación de aguacate en bosque 100% forestal, en Tingambato

Buscarán reforestar la zona, pues no solo se trata de oxígeno, el agua que consumimos en todo el municipio de Tingambato depende también de todos estos árboles.

Redacción / La Voz de Michoacán

En el predio Potrero del Agua, ubicado en el municipio de Tingambato, el secretario de Medio Ambiente, Cambo Climático y Desarrollo Territorial, Ricardo Luna García, acompañado de autoridades comunales de Santiago Tingambato, del edil Nelson Villegas y del diputado federal, José Guadalupe Aguilera Rojas, desinstaló árboles de aguacate plantados en un terreno de vocación 100 por ciento forestal, como es el Cerro del Comburinda.

“No podemos permitir que se deforeste y se siembre aguacate en donde no se debe meter, no estamos en contra de ese cultivo que genera empleos y es una desarrollo económico, pero no podemos reconvertir todos los bosques en huertas de aguacate porque nos vamos a quedar sin agua y sin aire puro”, enfatizó el secretario de Medio Ambiente.

PUBLICIDAD

El  compromiso de la comunidad indígena es regenerar este pulmón natural del Estado, reconoció el comisariado de Bienes Comunales de Santiago Tingambato, Luis Manuel Arellano.

Ricardo Luna García, hizo entrega al comisariado de Bienes Comunales, de un vale por 5 mil pinos de la especie Leiophyla. Los cuales se sumarán a otros 550 pinos michoacanos que se plantaron en este paraje en una reforestación inicial, cuya sobrevivencia está garantizada en un 90 por ciento, ya que los árboles cuentan con 3 años de edad.

Luna García, insistió en que una función fundamental de los árboles es contener el suelo para evitar su deterioro y desastres naturales, sin dejar de lado los servicios ambientales que brindan, “en esta superficie de Potrero del Agua hay almacenado en los árboles que existen actualmente cerca de mil toneladas de carbono en los troncos, tendríamos que aportar a los pinos 4 millones 169 mil 310 pesos que es el costo natural del servicio que realizan por capturar el carbono y dióxido de carbono para transformarlo en oxígeno y estos 550 árboles que hoy plantamos aumentarán estos servicios”.

El edil de este municipio, Nelson Villegas Figueroa, reconoció el grave daño que algunos particulares realizan al bosque y aseguró es necesario redoblar el trabajo para conservar estos sitios naturales, “nuestros cerros, los pocos cerros que nos quedan se los están terminando, necesitamos hacer un esfuerzo mayor con la ciudadanía y protegerlos porque no solo se trata de oxígeno, el agua que consumimos en todo el municipio de Tingambato depende también de todos estos árboles”.

PUBLICIDAD