Ante brote de sarampión, especialistas recomiendan priorizar vacuna en niños y jóvenes

«Si salimos todos a vacunarnos provocaremos escazes y los prioritarios son los niños y los que tienen menos de 20 años», declaró un especialista. El riesgo de que un adulto se contagie es menor debido a la inmunidad colectiva

Foto: El Universal

El Universal/La Voz de Michoacán.
México. En la Ciudad de México se han registrado, desde el 12 de febrero a la fecha, 46 casos de sarampión, de ellos, 33 son adultos, 13 menores de edad, de los cuales uno tiene seis meses de edad. Mientras que las autoridades del Estado de México reportaron tres casos sospechosos de sarampión en la entidad. Ante este brote, los médicos recomiendan aplicar la vacuna, especialmente a los niños y jóvenes porque son la población más vulnerable.

El doctor Malaquías López Cervantes, médico cirujano egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, con maestría en salud pública, explicó en entrevista que una persona mayor de 30 años de edad, casi siempre, debería tener inmunidad porque está vacunado o porque ya tuvo sarampión.

López Cervantes , profesor de la Facultad de Medicina de la UNAM, recordó que  hasta los primeros años de 1990 seguía circulando en México, incluso en 1991 hubo un brote muy grande entre jóvenes porque las coberturas eran muy bajas, entonces se reforzó la cobertura de vacunas a todo tipo de enfermedades.  

PUBLICIDAD

"Las generaciones anteriores a los 90 se vacunaban una sola vez y se consideraba que estábamos protegidos, pero después del brote del 91 se aplicó la política de poner un refuerzo a los niños de entre 5 y 9 años de edad, esa medida fue exitosa porque se evitó la dispersión y comenzó a disminuir, incluso hace 10 años se llegó a considerar eliminada del país, por eso creo que ahora es una sorpresa que estén surgiendo casos nuevos", dijo.

De acuerdo con el doctor las personas nacidas antes del año 2000 deberían tener una buena posibilidad de ser inmune, pero también es una realidad que haya una población que no lo sea. "Hay personas de 20 años o más que son parte de los casos que existen ahora, es posible que quienes hayan sido vacunados hace 20 o 25 años recibieron una vacuna que no fue capaz de inmunizarlos, no es que la temperatura de la vacuna estuviera de mal de origen sino que no se conservó en una temperatura óptima", dijo.

PUBLICIDAD

López Cervantes recomienda que los que nacieron a partir del año 2000 deben tener las dos dosis de vacunación sugeridas y en el caso de que no las tengan, tienen que aplicárselas. "Si no tienen la certeza de que tienen las dos dosis, deben buscar aplicarla, especialmente la población de entre 5 y 20 años de edad, y por supuesto a los más pequeños". 

Sin embargo, para los nacidos antes del año 2000 deben considerar que hay poblaciones prioritarias.  "Si salimos todos a vacunarnos provocaremos escazes y los prioritarios son los niños y los que tienen menos de 20 años. Las autoridades deberían tomar medidas y orientar a la población de la Ciudad de México y sus alrededores, porque aquí es donde se ha dado el brote", zanjó.

 Por su parte, la epidimióloga Andrea Domínguez, del Hospital ABC, indicó que la población adulta que no cuente con una cartilla, pregunte a sus padres o personas con las que hayan crecido, si cuentan con la vacuna de sarampión.

En el caso en el que no cuenten con esa información y tengan un historial de infancia en el que hayan pertenecido a un sector muy vulnerable de pobreza y/o marginación, recomienda vacunarse.

Sin embargo, al igual que López Cervantes, advirtió que en este momento la población prioritaria son los niños. "Vamos a partir de la premisa de que todos los adultos estén vacunados, pero también vamos a considerar que haya un porcentaje que no haya logrado vacunarse, sin embargo el riesgo de que un adulto se contagie es menor debido a la inmunidad colectiva, ya sea por inaculación o porque ya les dio sarampión. De modo que los niños son los prioritario, pero también recomiendo a los adultos que estén muy expuestos al contagio como el personal de salud".

Domínguez añadió que ante la epidemia de Covid-19 hay que minimizar los riesgos. "En este momento, con epidemia de Covid-19 y brote de sarampión, debo minimizar los riesgos, si yo no vacuno a un niño contra el sarampión, el riesgo de adquirir dos enfermedades no sólo graves sino sumultáneas, se duplica. Hay que consultar con el pediatra, pero no debemos soslayar el brote de sarampión porque su tasa de contagio es más alta que el que se está estimando ahora de Covid-19".

El pediatra José Pablo Unda, del Grupo Médico Pediátrico, indicó que no debemos olvidar las enfermedades exantematicas y por eso es muy importante vacunar a los niños. "La vacuna combinada está indicada a partir de los 12 meses de edad, si fuera necesario por brotes o riesgos de contagio, se puede aplicar una dosis que está fuera del esquema a partir de los seis meses. Son dos dosis, la primera se pone entre los 12 y los  15 meses de edad, la segunda se aplica entre los 4 y los años", dijo.