Buscan evitar el sobrecalentamiento de aparatos electrónicos

Notimex / La Voz de Michoacán México, 27 Mar.- Especialistas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, analizan el fenómeno de sobrecalentamiento de algunos materiales empleados en la industria electrónica, a fin de aplicarlo en el diseño de celulares y computadoras más pequeños y con mayor potencial de uso. PUBLICIDAD El investigador …

calentamientoluz

Notimex / La Voz de Michoacán
México, 27 Mar.- Especialistas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del IPN, analizan el fenómeno de sobrecalentamiento de algunos materiales empleados en la industria electrónica, a fin de aplicarlo en el diseño de celulares y computadoras más pequeños y con mayor potencial de uso.

PUBLICIDAD

El investigador egresado del Departamento de Física Aplicada del Centro, José Ordoñez Miranda, detalló que estudia cómo se comportan nuevos materiales cuando se calientan, dado que actualmente todos los aparatos electrónicos están sometidos a ese fenómeno.

Por ello, destacó en un comunicado, es necesario evaluar y entender cómo se propaga el calor en estos materiales usados en su diseño.

La investigación puede tener aplicaciones en el desarrollo de artículos electrónicos de uso común como computadoras, teléfonos celulares, cámaras fotográficas y pantallas de televisión, entre otros, porque cada vez se requieren de aparatos más pequeños, que funcionen por más tiempo y tengan mayor potencia, pero sin calentarse.

PUBLICIDAD

"Los materiales empleados en la nanotecnología son un tema de investigación de mucho interés para la comunicada científica, porque permiten crear aparatos electrónicos diminutos, por ello es necesario comprender sus cualidades y saber cómo se comportan ante el calor", sostuvo Ordoñez Miranda.

El estudio Propagación del Calor a Micro y Nano Escalas, presentado como tesis doctoral, dirigido por Juan José Alvarado Gil, fue distinguido con el Premio Arturo Rosenblueth 2012, en el área de ciencias exactas y naturales.

También demostró que los dos modelos de propagación de calor propuestos en la literatura por el profesor Robert Tzou, en Estados Unidos, no tienen validez y provocó una discusión interesante con otros investigadores.

"Al principio, tuvimos que luchar y batallar un poco para tener aceptación dentro de la comunidad para la publicación del artículo, porque para un estudiante no es fácil enfrentarse en cuestión de ideas, con un profesor que ya tiene un buen camino recorrido; pero la balanza de la discusión se ha inclinado hacia nuestro lado", aseguró.