Científica mexicana recibe la misma distinción que Darwin y Einstein

El Universal/La Voz de Michoacán México. El secreto de la vida en la tierra lo resguarda Cuatro Ciénegas, en Coahuila, el humedal más importante del mundo, que se encuentra en peligro de extinción. Evitar que ello suceda ha sido la labor de Valeria Souza Saldívar, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM. Souza ingresó recientemente a la Academia …

El Universal/La Voz de Michoacán

México. El secreto de la vida en la tierra lo resguarda Cuatro Ciénegas, en Coahuila, el humedal más importante del mundo, que se encuentra en peligro de extinción. Evitar que ello suceda ha sido la labor de Valeria Souza Saldívar, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM.

Souza ingresó recientemente a la Academia Americana de Ciencias y Artes (AAAS) de Estados Unidos, en la categoría de Miembro Extranjero Honorario, por su mérito de vincular ciencia y sociedad debido a que ella trabaja con estudiantes de nivel bachillerato para salvar del peligro mortal en que se encuentra ese humedal.

PUBLICIDAD

Es la primera mexicana en ser nombrada miembro de honor de esa institución, donde grandes personajes de la ciencias y las artes, han firmado el libro de la Academia como Charles Darwin o Albert Einstein.

Souza Saldívar, ahora miembro extranjero honorario de ese organismo, expresó que “este reconocimiento internacional es para México y para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), porque uno es lo que es por la universidad. En la AAAS estoy en compañía de gigantes: Darwin, Einstein. Más vale trabajar para estar a la altura”.

PUBLICIDAD

El proyecto que coordina la maestra en Biología y doctora en Ecología por la UNAM se basa en asesorar a las escuelas de la región y a concientizar a los estudiantes -de nivel medio superior, especialmente, aunque también participan niños y lugareños- sobre la importancia de cuidar el ecosistema, además de que les dan herramientas para encontrar un balance entre la economía y el equilibrio ecológico.

“Espero que este reconocimiento le brinde la visibilidad necesaria para que se salve y se cierren los canales en Cuatro Ciénegas ya que los bellos pozos en medio de un desierto, se vacían», expuso.

En sus investigaciones ha dado cuenta del riesgo de que se extinga esta zona precisamente a causa de la extracción del agua sin medida, canales de riego anticuados y la venta de terrenos, en lo que debiera ser un Área Natural Protegida.

Se trata de una zona que puede dar a los científicos respuestas de cómo limpiar el aire, acción brindada de manera natural por Cuatro Ciénegas durante millones de años, de acuerdo con las investigaciones de los ecosistemas, realizadas por Valeria Souza.

Es un lugar único, que está en el desierto y ahí siguen dominando las bacterias como en el principio de la vida, enfatizó la especialista en evolución molecular y microbiana.

Invitada por la NASA y guiada por el ictiólogo o especialista en peces, Wendell Minckley, hace 20 años Souza Saldívar visitó por primera vez la región de Cuatro Ciénegas.

La única zona terrenal semejante a la superficie marciana, pero también a la  Tierra primitiva, provocó en la científica universitaria “amor a primera vista”, y a partir de entonces le dedicó un apasionado trabajo de investigación y la promoción de su conservación.