Especies poco conocidas que han sido afectadas por los incendios en Australia

Aunque mucho se habla del koala y el canguro, especies endémicas de la región también han sido víctimas del fuego como el demonio de Tasmania, numbat, ualabí, entre otros

Foto: Internet

El Universal/La Voz de Michoacán.
Como sabemos, gran parte de Australia, ha sido abrasada por una catástrofe; en la información más reciente publicada por agencias internacionales, Gales del Sur y Victoria son los estados que se han visto mayormente afectados por los incendios forestales que han asaltado al país oceánico. Durante la irrigación de las llamas, el territorio boscoso de la zona y la vida silvestre sufrieron consecuencias fatales, como la perdida de una cifra incuantificable de flora y fauna.

En consecuencia, tanto la sociedad civil como gobiernos de diferentes partes del mundo se han unido a la causa con donaciones, así el envío de personal humano y equipo a las zonas de la costa este y sudeste para combatir las secuelas del siniestro.

Entre los rumores acrecentados por la desinformación, aseguraron la extinción del koala, una de las especies australianas más conocidas, versión desmentida por la Universidad de Sidney, no obstante, existen muchas otras especies que corrieron con una suerte distinta, pues a raíz de la catástrofe se han vulnerado de manera grave, al grado de correr el riesgo de desaparecer del planeta.

PUBLICIDAD

Recordemos que todas ellas están catalogadas entre las especies endémicas, es decir, que sólo pueden encontrarse en una sola región, de ahí su importancia. 

Ualabí o Wallaby

Es un mamífero, miembro del “clan canguro” aunque no es considerado como uno de ellos por su pequeñas proporciones. Lleva una dieta herbívora, su tamaño oscila entre 12 a 41 pulgadas, con un peso aproximado de 4 a 53 libras con un promedio de vida de nueve años. Uno de sus mecanismos de defensa es el uso de sus patas traseras, que les sirven para atacar y saltar a grandes distancias.

PUBLICIDAD

Quolls Orientales

La mayoría suele dormir durante el día y se alimentan de noche, comen carroña o insectos y suelen atacar a animales más grandes que ellos, como conejos, ratas, pájaros y lagartijas. De acuerdo con National Geographic en 2018, fueron trasladados 20 quolls de Tasmania a Australia, donde desaparecieron desde hace 50 años.

Numbat

Su altura promedio es de 42 centímetros, mientras que su peso aproximado es de medio kilo. Suelen refugiarse en espacios estrechos como en pequeños troncos para mantenerse lejos de sus depredadores. Su dieta está compuesta por el consumo de termitas.

Equidnas

Su cuerpo está cubierto de púas. National Geographic afirma que, científicos creyeron que se había extinto desde hace 10 mil años, versión desmentida por el zoólogo Kristopher Helgen al probar que se instalaron en Nueva Guinea desde principios de 1900.

 

Emús

Ave omnívora con un promedio de vida que varía entre los 10 a 20 años. Es considerada una de las aves más grandes pero a pesar de sus alas no puede volar, en contraparte, tiene la capacidad de correr 50 kilómetros por hora.

 

Casuarios

Localizados al norte de Australia. La casuaria hembra llega a pesar 75 kilos, mientras que el macho es con frecuencia más pequeño, ambos conviven sólo en épocas de reproducción. El macho se encarga de encubar los huevos concebidos, durante más de 40 días.

 

Demonio de Tasmania

Mamífero carnívoro, el cual, vive a lo largo de cinco años, es el marcupial carnívoro más grande del mundo; mide 30 pulgadas de largo y su peso es de 26 libras. Se alimentan de presas pequeñas como insectos, peces y serpientes. Muchos de ellos padecen un tipo de cáncer, descubierto en el decenio de 1990, que les provoca un tumor facial.