EUA denuncia que Rusia prueba tecnología capaz de destruir satélites en órbita

La queja la hizo el Departamento de Defensa estadounidense que vigila la actividad que se realiza en el Espacio, luego de que el pasado 15 de julio un satélite ruso lanzara un pequeño objeto desconocido a toda velocidad, lo que pudo provocar graves daños.

Foto: Twitter.

Agencias / La Voz de Michoacán

Estados Unidos. El pasado 15 de julio un satélite ruso llamado Kosmos 2543 lanzó un pequeño objeto desconocido a toda velocidad en órbita. Dicho objeto fue lanzado cerca de otro satélite ruso, si bien no llegaron a entrar en contacto, de haberlo hecho podría haber causado graves daños. El Departamento de Defensa de Estados Unidos, que vigila la actividad que se realiza en el espacio, cree que se trata de un arma para destrozar satélites.

En el momento de la prueba, el Ministerio de Defensa de Rusia admitió que Kosmos 2543 iba a acercarse a un satélite objetivo para hacer una inspección. Sin embargo, la operación llamó la atención porque los rastreadores de satélites se dieron cuenta de que se había lanzado un nuevo objeto en el momento en que se realizó la "inspección".

PUBLICIDAD
Foto: Twitter.

En esta prueba en particular no se destruyó nada, pero a los oficiales militares dijeron sentirse preocupados de que se trate de un nuevo sistema destinado a atacar satélites estadounidenses en el futuro.

Rusia responde:

Desde Rusia explican que el Kosmos 2543 es un satélite inspector, por lo que acercarse a otro satélite ruso no es un comportamiento extraño, de hecho, hacer estas “inspecciones” de proximidad es una tendencia continua para los satélites rudos durante la última década.

PUBLICIDAD

"En su mayoría, los satélites se acercan lentamente a otros satélites rusos u otros cuerpos de cohetes con un enfoque lento durante varios días. Y luego podrían retroceder, y luego volverán a acercarse. Ese es el tipo de cosas que hemos estado viendo en el espacio", dijo a The Verge Brian Weeden, director de planificación de programas de la Fundación Mundo Seguro.

Lo que hace diferente a la sonda Kosmos 2543 es que fue desplegada por otro satélite ruso llamado Kosmos 2542 en diciembre de 2019. Y, en enero de 2020, los rastreadores de satélites de Estados Unidos notaron que los dos cuerpos espaciales parecían estar acechando a un satélite estadounidense llamado USA 245.

De acuerdo con varios medios, el Comando Espacial se dio cuenta de este comportamiento extraño haciendo sonar las alarmas. De hecho, el general John Raymond, al frente del Comando Espacial de los Estados Unidos dijo a Time: "Consideramos que este comportamiento es inusual e inquietante. Tiene el potencial de crear una situación peligrosa en el espacio".

Foto: Twitter.

Raymond asegura que la sonda que lanzó Kosmos 2543 debe ser considerada como evidencia de un sistema de armas. "El sistema de satélites ruso utilizado para realizar esta prueba de armas en órbita es el mismo sistema de satélites sobre el que planteamos preocupaciones a principios de este año, cuando Rusia maniobró cerca de un satélite del gobierno de Estados Unidos", dijo en un comunicado. "Esta es una prueba más de los continuos esfuerzos de Rusia para desarrollar y probar sistemas basados en el espacio, y es coherente con la doctrina militar publicada por el Kremlin para emplear armas que mantengan en riesgo los activos espaciales estadounidenses y aliados".

Aunque no es inusual que los satélites más grandes liberen satélites más pequeños, las fuerzas de Estados Unidos afirman que este caso en particular debe llamar la atención debido a que lo que Kosmos 2543 lanzó en órbita se movía rápido, al menos más rápido que su satélite principal, un comportamiento, que, aseguran, no se relaciona con un simple satélite inspector.

El Comando Espacial de Estados Unidos señaló que el incidente de Kosmos 2543 es similar a otro evento que ocurrió en 2017, cuando un satélite ruso llamado Kosmos 2521 desplegó un subsatélite a altas velocidades.

Por supuesto, las autoridades estadounidenses no pueden confirmar que Kosmos 2543 es en realidad una tecnología antisatélites. Aun así Raymond insinuó que responderán a este tipo de comportamiento agresivo. "Estados Unidos, en coordinación con nuestros aliados, está listo y comprometido a disuadir la agresión y defender a la Nación, nuestros aliados y los intereses vitales del país de los actos hostiles en el espacio", dijo en un comunicado.