¡Mal hábito! En México se van a la basura tres de cada 10 tacos de carnitas

De acuerdo con los datos dados a conocer por la UNESCO y el Banco Mundial, en el país se desperdician 300 mil 300 millones de toneladas de alimento al año, del cual el 40% es producto cosechado en el campo y el 40.3% es carne de puerto.

Foto: Twitter.

Agencias / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Te has preguntado cuántos kilos de alimento se quedan en el refrigerador con la intención de degustarlo en otro momento y cuando caemos en cuenta resulta que ya pasaron a mejor vida y que será mejorar tirarlos a la basura y comprar otros más frescos, lo que nos lleva a preguntarnos si ¿alguna vez has sido consciente de la fortuna que tenemos por comer tres veces al día?, o si ¿te has preguntado a dónde terminan los alimentos que no te comes?

Para darte una idea, de acuerdo con datos de la UNESCO, en México se desperdician 300 mil 300 millones de toneladas de alimento, de lo cual 40% es producto cosechado en el campo, el cual no calificó para ser vendido por alguna deformación, golpe o ser pequeña.

PUBLICIDAD

Por otro lado, el Banco Mundial estima que los mexicanos desperdiciamos 38.7% de las tortillas, lo que es equivalente a decir que 3 de cada 10 tortillas se tiran a la basura. Asimismo, se desperdicia el 40.3% de carne de puerco, por lo cual se considera que, de 10 tacos de carnitas, 3.5 de ellos van a la basura.

Foto: Twitter.

Igualmente, la carne de res no es aprovechada al 100%, puesto que se tira el 35.4% de ella, al igual que el 37.2% de arroz producido en tierras mexicanas.

PUBLICIDAD

A lo anterior, hay que sumarle el desperdicio del 37% de pescado y el 35% de pollo, de acuerdo con cifras del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados.

Todo parece indicar que desperdiciamos la comida como si esta fuera un recurso inagotable y cayera del cielo. Lo cierto es que cada alimento tiene un gran esfuerzo detrás, de trabajadores que se encargan de sembrar o criar, los gastos de transporte, combustible, empaquetado, la mano de obra, etc.

Lo mejor que podemos hacer es ser conscientes de lo que vamos a comer, así como la cantidad. Si tienes comida de más, puedes llevarla a un banco de alimentos o compartirla con alguien que la necesita.

Con información de Primeroeditores.