¿Por qué los hombres no gimen en el sexo?

Muchas mujeres creen que los hombres no gimen en el sexo porque no están disfrutando, pero hay otras razones poco conocidas

Foto: Twitter

Agencias / La Voz de Michoacán

México. En la intimidad, los gemidos o ruidos sexuales juegan un papel muy importante, ya que se consideran como una muestra clara de la excitación, especialmente en las mujeres pero, ¿te has preguntado por qué los hombres no gimen en el sexo?

No todos expresan el placer de la misma forma y aunque se disfrute de las relaciones sexuales, el hecho de estar en silencio puede causar un poco de duda en la pareja.

Al respecto, la Universidad de Leeds en Inglaterra, encontró que las mujeres son quienes gimen más en el sexo, aunque en algunos casos, lo hacen no por placer sino para motivar y excitar a la pareja.

PUBLICIDAD

¿Por qué los hombres no gimen en el sexo? 

El 87% de las mujeres encuestadas dijo que los gemidos en el sexo no son tanto para expresar el placer, más bien para fortalecer la autoestima del compañero y que no siempre está relacionado con el orgasmo.

En el caso de los hombres, se encontraron 5 razones principales por las que ellos no suelen gemir durante la intimidad a pesar de que están disfrutando del encuentro.

PUBLICIDAD

1. Les parece poco masculino 

Para muchos hombresgemir en el sexo es algo poco masculino y consideran que gruñir o emitir algún otro sonido es mejor para expresar que la están pasando bien en la intimidad. En general esto tiene que ver con las ideas de que un hombre no debe demostrar dolor, alegría o miedo y tampoco placer.

2. Tienen una influencia del porno

Las películas pornográficas juegan otro papel importante en las razones por las que los hombres no gimen en el sexo, ya que en ese tipo de contenido no es común ver que el hombre expresa su placer con gemidos, así que se asume que lo normal es no hacerlo.

Sin embargo, la realidad es que a las mujeres les encanta y sobre todo excita saber que su pareja está disfrutando de estar con ella y que sus movimientos o formas de estimularlo son realmente placenteras. No te reprimas, no hay nada de femenino en gemir en el sexo, al contrario.

3. Costumbre

En otros casos, la etapa adolescente en la que se empieza a explorar la sexualidad deja algunas costumbres. Por ejemplo, cuando empiezan a masturbarse con mucha frecuencia y lo que menos esperan es que alguien se entere, lo hacen de manera muy discreta, intentando no hacer ruido, lo que a la larga influye también en la manera en que disfrutan del sexo.

4. Concentración

Durante las relaciones sexuales, los hombres suelen contener la respiración sin darse cuenta y si empiezan a gemir, sienten que podrían perder la concentración, así que prefieren simplemente centrarse en disfrutar del momento aunque no lo estén expresando con sonidos. 

5. Vergüenza

Algunos hombres simplemente reprimen los gemidos por vergüenza, ya que como mencionamos al principio, en general se considera que es algo poco masculino, pero eso es totalmente falso, pues los ruidos sexuales son una reacción psicofísica muy natural que brinda beneficios al encuentro íntimo.

También puede influir el hecho de estar en un lugar en el que alguien más podría escuchar que están teniendo un encuentro íntimo, como un familiar o vecino, así que prefieren estar callados.  

Sin importar si eres hombre o mujer, no debes reprimir los gemidos en el sexo, ya que te puedes perder de ventajas que aporta, como reforzar la autoestima de la pareja, superar los bloqueos mentales creados por malas experiencias, tener una excitación más intensa, hacerle saber a la pareja lo que se disfruta más, potenciar el deseo sexual y comunicarte sin palabras.