IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Semana Política

1 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

El pasado sábado, en la página 3A de La Voz de Michoacán se dio a conocer que se requieren 15 millones de pesos para “concluir los trabajos de la Calzada Juárez”; mismos que, aunque usted no lo crea, se iniciaron en el año de 2013 y se entregaron, supuestamente terminados, a la administración municipal que los contrató en una cantidad que nunca fue bien definida, a una empresa constructora que ya había incumplido otros contratos con la misma administración, y para realizarse en una de las avenidas mejor construidas de la ciudad, ya que la Calzada Juárez –pese a que contaba con casi 50 años de uso, no tenía ni siquiera un bache o hundimiento de la terracería de la base-, y aunque ya lo hemos mencionado varias veces en esta columna, es necesario que el actual Ayuntamiento clarifique este turbio asunto.

Sabemos que no es su responsabilidad, pero gastarle 15 millones de pesos a una obra “realizada” apenas dos años antes, amerita que se dé a los morelianos una amplia y clara explicación de cómo se autorizó, contrató y ejecutó, así como de las acciones que debieron realizarse en contra de la o las empresas que incumplieron con los términos del contrato.

Cuando se recibió tal obra de inmediato surgieron los problemas de baches, hundimientos, inundaciones, etc., y el Ayuntamiento declaró que procedería a demandar a la empresa responsable, pero que simultáneamente iniciaría los trabajos necesarios para concluirla y los de reparación de los conceptos mal ejecutados; trabajos que sí se realizaron, pero que nunca informaron de su cuantía, como tampoco se informó del resultado de la demanda, y puesto que el actual presidente municipal inició su gestión con el pie izquierdo por la poca transparencia mostrada en el primer contrato que otorgó (el bacheo de la ciudad), una manera de empezar a recobrar la confianza de los morelianos sería que esta obra, la de la Calzada Juárez, sea aclarada y se proporcione una información completa y detallada.

Los días contados
La farmacéutica Nacional de Drogas (Nadro) tiene las horas contadas. Si no cumple con un abasto de medicamentos de hasta el 90 por ciento a más tardar mañana, perderá el contrato de prestación de servicios médicos con el Gobierno del Estado, e incluso se valora proceder de manera legal por la falta de cumplimiento en su responsabilidad.

En unas semanas la Secretaría de Salud pondrá en marcha una nueva licitación, en la que se definirá la empresa que suministrará fármacos y materiales de curación durante los próximos 10 meses; por lo que de incumplir con su palabra, Nadro quedaría automáticamente descartada y fichada; sin embargo esta empresa es de las más influyentes en el sector, y quizá de las pocas que tienen la capacidad de abastecer a los hospitales de la Secretaría.

Actualmente hay poco más del 65 por ciento de abasto en los principales hospitales de la ciudad de Morelia, es decir, el Civil, Infantil, de la Mujer y el Centro Estatal de Atención Oncológica. Ojalá se restablezca el servicio, por el bien de todos; sobre todo por el de los usuarios, quienes son los menos culpables, y finalmente los que pagan “los platos rotos”.

No hay selfies con el papa
Desolados y abatidos se encuentran muchos personajes de la farándula michoacana porque lamentablemente no habrá selfies con el papa Francisco, ni aunque exhiban el acta de fe de bautismo para acreditarse como santos varones de la política.

Tampoco habrá audiencias privadas, pese a que cerca de 600 grupos quieren hablar con el Santo Padre. Síntomas de desesperación empiezan a asomar en los rostros de los diputados panistas Carlos Quintana y Andrea Villanueva, por lo que no descartamos que en la primera sesión del nuevo periodo de sesiones tumben al priista Raymundo Arreola para adjudicarse la presidencia del Congreso, con tal de formar parte de la privilegiada comitiva oficial que recibirá a Su Santidad en el aeropuerto internacional Francisco J. Múgica.

El papa -él mismo lo ha dicho- se siente usado por la política. No le gusta que abusen de las fotografías para posicionarse en la escena local. Así que, vayan sabiéndolo, no habrá selfies para alimentar vanaglorias y exhibicionismos.

El perredista Juan Pablo Puebla y la priista Rosalía Miranda también movieron cielo, mar y tierra para estar cerca del papa Francisco, pero hasta el momento sólo han conseguido una vaga promesa de apartarles un rinconcito en los balcones del Congreso, en la ruta del Papamóvil, dentro de 15 días. Afortunados serán los rectores de la UMSNH, la UVAQ, UNLA y La Salle.

Ellos sí dispondrán de un efímero santiamén para saludar a Su Santidad dentro de Catedral, según el programa preliminar de la ruta. El alcalde Poncho Martínez será otro feliz mortal al momento de hacerle la entrega honorífica de las llaves de la ciudad en plena avenida Madero. Muy posiblemente el espléndido edil haga un supremo esfuerzo presupuestal –como lo ameritan las fechas especiales- y al margen del Cabildo ordene fabricar las llaves en plata maciza bañada en oro, al estilo madrileño.

De más lejecitos
A ciencia cierta, el gobernador Silvano Aureoles, junto con sus hijas Sofía y Elizabeth, son los únicos que podrán acercarse al papa Francisco a su arribo al Aeropuerto Internacional Francisco J. Múgica. Será por un instante.

Solamente para verlo pasar, mil feligreses de la élite michoacana harán una valla similar a los actos inaugurales del festival de cine o de la entrega de los premios Oscar. Todo bajo el ritmo del cronómetro para subirlo al helicóptero. El Gobierno del Estado, exclusivamente en ese trayecto, tendrá la responsabilidad de trasladar al papa.

El resto de los eventos serán “boleto” del Estado Mayor Presidencial. No habrá misericordia para los pequeños dioses del Olimpo. Todos los funcionarios menores serán confinados atrás de las vallas de la avenida Madero. “Juan Pueblo” por fin podrá codearse con el político inaccesible, que nunca está disponible, siempre metido en reuniones inexistentes, que no contesta el teléfono celular.

El último evento papal será en el estadio Morelos, donde el palco del gobierno tiene capacidad para 30 feligreses bien acomodados; aunque tengan palancas no podrán meter alimentos y bebidas a ese minidepartamento que solían disfrutar juntos Leonel Godoy, Wilfrido Lázaro y Raúl Morón en tiempos que no volverán.

Puedes consultar en la edición impresa de este 01 de febrero de 2016, las frases “De última hora” y de “De último minuto”, así como “La pregunta de la semana”, “Las frases de la semana”, y “Taches y autogoles” de Maquiavelo.

Comparte la nota

Publica un comentario