IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. Compromiso social, el sello del escritor mexicano José Revueltas.

Compromiso social, el sello del escritor José Revueltas

13 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.– Por su coherencia social, intelectual y artística es recordado el escritor mexicano José Revueltas, quien mañana cumple 40 años de muerto, pero cuya obra se mantiene vigente por reflejar sus posturas políticas y su compromiso social.

De acuerdo con el portal de escritores mexicanos de la UNAM, José Revueltas se desempeñó a lo largo de su vida como dramaturgo, guionista, ensayista, cinematógrafo, también incursionó como periodista, cuentista, novelista y político.

El escritor nació el 20 de noviembre de 1914, en Santiago Papasquiaro, Durango, en el seno de una familia de artistas y políticos, de ahí que no fue extraño que Revueltas se dedicara a algo relacionado con el arte o la política.

De acuerdo con sus biógrafos, la familia Revueltas Sánchez se mudó a la Ciudad de México en 1920, es aquí donde el artista comenzó sus estudios en el Colegio Alemán.

Lleno de inquietudes en su adolescencia, se sintió atraído por temas relacionados con el marxismo y los 15 años se registró en el extinto Partido Comunista Mexicano (PCM), añade la Enciclopedia de la Literatura de México.

Debido a su participación en disturbios y manifestaciones estuvo en prisión en una correccional en 1929 y en la prisión de las Islas Marías en dos ocasiones, una en 1932, y otra en 1934.

Su inquietante lucha social lo llevó a participar en el Movimiento Estudiantil de 1968, resultando encarcelado de dicha fecha hasta mayo de 1971, propiciando que su creación literaria estuviera enfocada en temas como libertad, persecución y pérdida.

En el periodismo trabajó en la revista “El taller”, en 1939, como redactor en el “El combate” y reportero en “El popular”, ambas en 1940; también fue editor del “Espartaco”, de igual forma colaboró con otras publicaciones estudiantiles.

El novelista también sobresalió como profesor de cine en la década de los 60, en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), y en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), en esta última impartiendo la materia de guión.

Las novelas que más se recuerdan del autor son: “Los muros de agua”, “Los días terrenales”, “En algún valle de lágrimas”, “Material de los sueños”, “Nos vemos en abril”, “México, una democracia bárbara”, por mencionar algunas.

En teatro tuvo gran éxito con 100 representaciones de la obra “El encuadre de la soledad”, dirigida por José Ignacio Retes, la escenografía era giratoria, creada por el pintor Diego Rivera, y en su reparto figuraban Rosaura Revueltas, Silvia Pinal y Prudencia Grifell.

En 1948 fue electo secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica, en el área de autores y adaptadores, según datos del portal de escritores cinematográficos mexicanos de la UNAM.

Entre los reconocimientos a los que se hizo merecedor figuran el de la Mejor adaptación cinematográfica por: “La otra” (1947), el Premio Xavier Villaurrutia por “Obra literaria, tomo I”, en 1967.

En el Séptimo arte, Revueltas hizo cerca de 26 adaptaciones cinematografías, por ejemplo: “La diosa arrodillada”, “La casa chica”, “Rosaura Castro”, “La noche avanza”, “Reboso de soledad”, “El apando”, entre otras, según datos de la Secretaria de Cultura.

Entre los cuentos que el escritor publicó, resaltan: “Lo que uno escucha”, “Material de los sueños”, “Dios en la tierra”, “Los motivos de Caín”, “La palabra sagrada” y “El luto humano”, por mencionar algunos.

Las obras del escritor se pueden disfrutar en una recopilación de 26 tomos, que realizó su hija Andrea Revueltas junto a su esposo Philippe Cheron, publicada por la editorial Era, entre 1978 y 1987, según datos de la Enciclopedia de la Literatura en México.

Tras su muerte se publicaron obras como: “Las cenizas”, “Las evocaciones requeridas I y II”, “Escritos políticos I, II y III”, así como ensayos y el poemario “El próposito ciego”.

Muchas obras del literato, quien murió el 14 de abril de 1976, fueron fuertemente criticadas por su ideología comunista, pero hoy son valoradas por reflejar su compromiso social y un fragmento de la vida en este país.

Comparte la nota

Publica un comentario