IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Notimex. La muestra, que estará abierta hasta el 2 de octubre, está integrada por 12 piezas.

Exhiben proceso creativo del pintor Miguel Jerónimo Zendejas

8 de julio, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- La exposición “La creación y sus procesos: Miguel Jerónimo Zendejas y la serie de La Pasión de Cristo”, que se presenta en el Museo de Arte Religioso, Ex Convento de Santa Mónica, en Puebla, aborda el proceso creativo de uno de los pintores más importantes durante el virreinato.

 

La capacidad creativa que mostró en sus obras llevó al pintor Miguel Jerónimo Zendejas (1720-1815) a ser uno de los artistas favoritos de las élites poblanas, principalmente del alto clero, destacó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

La muestra, que estará abierta hasta el 2 de octubre, está integrada por 12 piezas: ocho óleos y cuatro libros editados entre 1698 y 1852, que dan cuenta de cómo el artista novohispano creaba sus obras, no sólo desde la perspectiva estilística sino también conceptual.

 

El recinto resguarda numerosos lienzos del artista, entre los que se escogió una serie sobre la Pasión de Cristo, datada entre el siglo XVIII y XIX.

 

De acuerdo con el curador Alejandro Andrade Campos, “se trata de seis obras de las cuales sólo una está firmada, aunque es claro que forman parte de un conjunto de óleos, algunos de los cuales fueron restaurados; la serie ejemplifica la labor intelectual del pintor”.

 

Uno de los marcos de referencia para Miguel Jerónimo Zendejas fue la literatura, como el texto de 1698, “Mystica ciudad de Dios”, de Sor María de Jesús, abadesa del convento de la Inmaculada Concepción, de la Villa de Ágreda, en la Provincia de Burgos, España.

 

Zendejas tuvo la oportunidad de generar un conocimiento que se reflejaba en sus pinturas, las cuales se caracterizaban por un dibujo muy suave, con una paleta de colores en tonos pastel y una densidad de pigmentación menor, ademas del acto de autorretratarse en composiciones religiosas.

 

Muestra de ello se puede apreciar en la obra “San Agustín ordenándose obispo de Hipona”, que se exhibe en la muestra y donde él aparece detrás de un prelado, en la parte superior izquierda del cuadro.

 

Tras su muerte en 1815, a los 95 años de edad, dejó un estilo que retomaron varios artistas, entre ellos su propio hijo Lorenzo, de quien se incluyen dos piezas: “Caída de Cristo en la Vía Dolorosa” y “Entierro de Cristo”.

 

La Parroquia de San José, ubicada a una cuadra del museo, es sede alterna de la exposición. El recinto conserva gran cantidad de cuadros firmados o atribuidos al pincel de Zendejas.

 

Finalmente, Andrade Campos mencionó que “el objetivo es que los visitantes puedan apreciar las obras en los lugares para los que fueron creados y conozcan su función original: la devoción”.

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario