IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: AP. Las Águilas de Filadelfia tuvieron un sufrido triunfo ante los Vaqueros de Dallas.

Águilas de Filadelfia vencen a los Vaqueros de Dallas

8 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Arlington, EUA.- El mariscal de campo Sam Bradford le consiguió a sus Águilas de Filadelfia (4-4) un dramático triunfo de 33-27 en tiempo extra sobre Vaqueros de Dallas (2-6), en el duelo que cerró la jornada dominical de la novena semana de acción en la temporada 2015 de la NFL.

Bradford, quien apenas si se había hecho notar en todo el partido, logró la anotación de la victoria con envío de 41 yardas para Jordan Matthews, en el tiempo extra del juego disputado en el AT&T Stadium de Arlington, Texas.

Las otras anotaciones del triunfo “emplumado” fueron obra de los corredores DeMarco Murray, en acarreo de una yarda, y Ryan Matthews, en carrera de seis, además de un espectacular regreso de intercepción de 67 yd del apoyador novato Jordan Hicks.

Lejos de casa, Filadelfia fue incapaz de pisar fuerte en el AT&T Stadium de Irving, Texas, en tanto Dallas supo bien aprovechar su condición de local para ponerse arriba en el marcador, con pase de Matt Cassel, de cinco yd para Cole Beasley, quien supo sacudirse la marca del profundo para hacer bueno el pase y colarse a la zona de anotación.

En sus siguientes series, Águilas pudo mover mejor el balón, pero fue incapaz de acercarse a las diagonales, en tanto Dallas perdió el factor sorpresa y no pudo ni siquiera pisar la zona roja, con lo que el primer cuarto terminó con el 7-0 a su favor.

Dicen que “para que la cuña apriete deber ser del mismo palo” y en este caso fue el ex de Vaqueros, DeMarco Murray, el encargado de llevar a Filadelfia a la “zona prometida”, en una serie ofensiva en la que el solo aportó 30 yardas, incluida una en el acarreo anotador con el que niveló el tanteador en 7-7.

Cassel por fin pudo hacer que su ofensiva se moviera de forma sostenida, sin embargo, cuando parecía que podían recuperar la delantera, una interferencia de pase a la ofensiva del receptor Terrance Williams en las diagonales los privó de siete puntos, pues a la postre tuvieron que despejar y así terminó la primera mitad.

El tercer cuarto se disputó de poder a poder, con los rivales intercambiando touchdowns, el primero por cuenta de los “emplumados”, que aprovecharon la ausencia del apoyador Sean Lee, fuera por una posible conmoción, para quemar a la defensiva local cuantas veces quisieron.

Sin Lee en el panorama, Murray volvió a ser el motor de la ofensiva visitante, aunque en esta ocasión el honor de pisar las diagonales correspondió a Ryan Matthews, quien halló una avenida monumental para poner los cartones 14-7 con acarreo de seis yardas.

“Da Boyz”, por su parte, reaccionaron de inmediato y en la siguiente ofensiva lograron solventar algunos errores propios para volver a igualar el tanteador, ahora en 14-14, con un pase de 17 yardas de Cassel para Beasley, justo en el hueco entre el apoyador interno y el externo.

Y tras el gran acierto vino el gran error para Cassel, quien luego del casi magistral pase tiró un “piedrazo” a la espalda de su receptor, el cual fue interceptado por el apoyador novato Jordan Hicks, quien lo devolvió 67 yardas para touchdown, que adelantó a los suyos 21-14.

Pero el pasador texano, suplente del estelar Tony Romo, no quiso quedarse con la espinita y sólo cuatro jugadas más tarde volvió a igualar el tanteador, en una accidentada jugada, en la que casi fue tropezado por uno de sus linieros, pero luego conectó en la “zona prometida”, de 18 con Dez Bryant.

El juego tomó tintes de drama cuando visitantes y locales intercambiaron goles de campo, los primeros de 31 yardas de la pierna de Caleb Sturgis y los segundos cortesía de Dan Bailey, de 41, con lo que le dejó 2:58 minutos a Filadelfia en el reloj para intentar ponerse adelante.

El final fue efectivamente dramático: Águilas sólo pudo lograr un gol de campo, de 53 yd de Sturgis, y le dejó 1:46 minutos en el reloj a Vaqueros, que contó con la colaboración de la defensiva rival, la cual le “regaló” 20 yardas en tres castigos y “ayudó” a Bailey a llegar a su yarda 26, desde donde convirtió gol de campo de 44. 27-27.

La prórroga abrió con Filadelfia a la ofensiva y aunque Dallas estuvo cerca de detenerlos en su yarda 43, el entrenador en jefe de los “volátiles”, Chip Kelley, decidió jugársela en cuarta y uno, apuesta que ganó pese al susto de un posible balón suelto.

Con el momento anímico a su favor, el mariscal de campo de Águilas, Sam Bradford, por fin hizo pesar su presencia en el encuentro, al conectar envío de larga distancia con Jordan Matthews, quien lo convirtió en pase de anotación de 41 yardas, que, por reglamento, puso fin al encuentro con marcador de 33-27 favorable a la visita.

De discreta actuación, Bradford completó 25 pases en 36 intentos, con ganancia de 295 yardas y el touchdown de la victoria, en tanto el corredor DeMarco Murray logró 161 yardas combinadas y un touchdown por la vía terrestre.

Del lado de Vaqueros, el quarterback Matt Cassel acertó 25 de 38 con aportación de 299 yd, tres envíos en las diagonales y uno interceptado.

Anotación por cuartos:

TE Total

Filadelfia 00 07 07 13 06 — 33

Dallas 07 00 07 13 00 — 27

Comparte la nota

Publica un comentario