IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Twitter. El ejecutivo reveló que el archivo en específico es el que más denuncias recibió en la plataforma de videos por su contenido.

Justin Bieber, el más odiado en YouTube

5 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

No lo quieren. Justin Bieber es el autor del video más odiado en YouTube. Así lo hizo saber un alto funcionario de Google. El ejecutivo reveló que el archivo en específico es el que más denuncias recibió en la plataforma de videos por su contenido.

YouTube permite a sus usuarios denunciar videos por contenido inapropiado. Ya sea por imágenes de desnudos, sexo, violencia o intimidación. Pero el sistema es también usado para manifestar el rechazo hacia ciertas personalidades, como Justin Bieber.

El asesor de política de Google, el doctor Anthony House, dijo al Parlamento de Estados Unidos que “el video más denunciado siempre es uno de Justin Bieber, solo porque a la gente no le agrada”, según informó el diario inglés The Telegraph.

House fue invitado por una comisión parlamentaria para hablar sobre la trata a contenidos terroristas y extremistas en YouTube. Mientras describía su trabajo lanzó la información sobre Bieber como un ejemplo de denuncia.

El responsable de política de Google dijo que “dependemos de miembros de la comunidad de YouTube para marcar contenidos que consideran inapropiado”. YouTube revisar los videos denunciados las 24 horas del día. Los que hayan violado las normas de la comunidad son, sencillamente, retirados.

Anthony House explica que “los videos denunciados no son automáticamente eliminados por el sistema. Si un video no viola nuestras directrices, ninguna cantidad de denuncias lo hará desaparecer, y el video se quedará en el sitio”. Esto en referencia a las quejas que recibe un archivo de Bieber en YouTube.

El ejecutivo de Google no reveló el video exacto que hace a Justin Bieber el más odiado de YouTube. Tampoco indicó el número de denuncias que recibe.

Comparte la nota

Publica un comentario