IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.65

22.00

Foto: Internet. Mario Moreno no era tan simpático como lo hacía aparentar en la pantalla a través de su personaje “Cantinflas”.

Las dos vidas de “Cantinflas”

12 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Si viviera hoy cumpliría 104 años Fortino Mario Alfonso Moreno Reyes, mejor conocido como “Cantinflas”, catalogado por muchos como el mejor humorista mexicano, mientras que para otros era una persona desagradable.

Este actor ícono del humorismo del Cine de Oro mexicano, ganador del Globo de Oro por su actuación en la película “La vuelta al mundo en ochenta días”, producida por Michael Todd, no era tan simpático como lo hacía aparentar en la pantalla a través de su personaje “Cantinflas”.

De acuerdo con una publicación de la BBC, el comediante era todo lo contrario en la vida real, solía ser un hombre hostil, soberbio y muy frío, así lo han relatado entre otras su nuera Abril del Moral y otras personas que estuvieron y convivieron de cerca con Mario Moreno, quien no era una persona que se diera a querer.

Dicha publicación cuenta con la opinión de la escritora Guadalupe Loaeza quien describió a Moreno Reyes así: “Era un hombre que mundanamente no era simpático, era desagradable… Mario Moreno era un personaje muy siniestro, con una ambigüedad muy evidente. Sus colegas no lo querían”.

Aunque para otras personas, Mario era una persona sumamente generosa, que incluso regaló parte de sus primeras ganancias con boleros y vendedores de periódicos.

Tenía 81 años cuando “El mimo de México” perdió la vida víctima de cáncer pulmonar, el 20 de abril de 1993 en la Ciudad de México, de donde era originario.

Lejos de las luces del escenario, fue un hombre solitario, introvertido, que no soportaba las mentiras y se llevó muchas decepciones, sobre todo en el ámbito familiar, comentaron amigos y familiares.

Tras su deceso, se ha mantenido su labor altruista por medio de dos fundaciones en el país, además de que su nombre y términos derivados, cantinflada, cantinflear y cantinflesco, ya forman parte del diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

Tras ser homenajeado por parte del pueblo en la sede de la Asociación Nacional de Actores y en el Palacio de Bellas Artes, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas depositadas en la cripta familiar del Panteón Español de esta capital.

Inició estudios de Medicina para complacer a su padre, pero debido a la mala situación económica que vivía, tuvo que abandonar la escuela para ganarse el pan con la interpretación de pequeños papeles en espectáculos de variedades.

Fue así como trabajó en el circo, para después interpretar a “Cantinflas”, inspirado en un barrendero borrachito que conoció cuando trabajaba en el Teatro Follies.

Estuvo casado con la rusa Valentina Ivanova Zubareff hasta la fecha de su muerte, en 1966; cinco años antes habían adoptado a un niño, a quien llamaron Mario Arturo Moreno Ivanova.

Su debut en el cine fue con “No te engañes corazón”, para continuar con la exitosa “Ahí está el detalle”, y luego participar en “Ni sangre ni arena”, “El gendarme desconocido”, “Los tres mosqueteros” y “Gran hotel” que rompieron récords de taquilla en Latinoamérica.

Resaltó también con “Pepe”, “Don Quijote cabalga de nuevo”, “El siete machos”, “Si yo fuera diputado” y “El señor fotógrafo”, así como “El bolero de Raquel”, su primera película en formato a color. Fue calificado por Charles Chaplin como el Mejor Comediante del Mundo.

Ahora su hijo y heredero, Mario Moreno Ivanova ya planea la realización del “Proyecto Cantinflas”, una serie y largometraje animado sobre la vida del histrión. Se tratará de un programa educativo y estará compuesto de 26 capítulos, en tanto que la cinta está prevista para antes del 2019.

Comparte la nota

Publica un comentario