IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. Karimov murió en Tashkent como consecuencia de un infarto de miocardio derivado de un accidente cerebrovascular agudo.

Confirman fallecimiento del presidente de Uzbekistán

2 de septiembre, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Tashkent.- El presidente de Uzbekistán, Islam Karimov, murió hoy a los 78 años de edad a causa de un infarto al miocardio como consecuencia de un accidente cerebrovascular agudo, confirmó el Consejo de Ministros del país.

El deceso de quien gobernó a la nación más poblada del centro asiático durante más de 25 años ocurrió en el Hospital Clínico Central de Asociaciones de Salud, al cual ingresó en estado inconsciente la semana pasada después de sufrir un derrame cerebral.

El veterano líder uzbeko era reportado en estado crítico y su fallecimiento fue dado a conocer por fuentes diplomáticas, aunque el gobierno del país sólo lo confirmó hasta horas después y anunció que el funeral se llevará a cabo mañana sábado.

Karimov murió en Tashkent como consecuencia de un infarto de miocardio derivado de un accidente cerebrovascular agudo, el cual condujo a cambios irreversibles en la suficiencia del cerebro y de múltiples órganos, precisó el Consejo de Ministros en un comunicado.

Destacó que Karimov fue el primer presidente de Uzbekistán, una figura realmente histórica que contribuyó a la independencia y desarrollo del país, permitiéndole escapar de los horrores de la guerra y estabilizar la situación.

“El primer líder de nuestra independencia, Islam Karimov, permanecerá siempre en nuestra memoria y en la posteridad será recordado como un gran hombre de Estado, cuyo nombre es sinónimo de paz, estabilidad, prosperidad y progreso”, añadió.

El gobierno uzbeko prepara un ceremonia de despedida para antes de que los restos de Karimov sean sepultados en su ciudad natal de Samarcanda según las costumbres musulmanas, junto a los restos de sus padres, de acuerdo con información del periódico local UzReport.

Durante 27 años, el antiguo jefe de gobierno comunista aplicó de manera implacable el orden y la información de inteligencia en el país para mantenerse firme en el poder. Su régimen fue acusado de torturar a los detenidos de forma rutinaria y encarcelar a opositores políticos.

Por el momento se desconoce quien lo sucederá al frente de Uzbekistán, ni quien ha asumido de manera provisional el control de la nación -con alrededor de 29 millones de habitantes-, que guardará tres días de luto a partir de mañana sábado.

Comparte la nota

Publica un comentario