IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Agencias. La propuesta probablemente será parte de las discusiones esta semana en México entre Kelly, el secretario de Estado Rex Tillerson y las autoridades mexicanas.

Deportados se irían a México, sean o no sean mexicanos

22 de febrero, 2017

AP/La Voz de Michoacán

Washington.- Cuando era candidato, Donald Trump no ocultaba su deseo de reprimir la inmigración ilegal, pero una vez elegido presidente ofreció interpretaciones diversas de cuáles exactamente serían sus políticas.

Ahora un par de memorándums del secretario de Seguridad Nacional John Kelly revelan con detalles las medidas contempladas y queda claro que, de los 11 millones de inmigrantes que residen sin permiso en Estados Unidos, una enorme cantidad podría verse afectada.

Aquí un vistazo a los principales aspectos de las nuevas normas:
Los que cruzan ilegalmente la frontera serán devueltos a México, aun si no son mexicanos
Una antigua pero desconocida cláusula será aplicada ahora para permitir a las autoridades enviar a México al que cruce la frontera ilegalmente, aunque no sea mexicano. Ni el memorándum ni la ley en la que se inspira aclaran si Estados Unidos tiene la autoridad de obligar a México a hospedar a extranjeros mientras Estados Unidos decide su suerte. Históricamente, Estados Unidos ha detenido a los extranjeros que no son mexicanos a la espera de deportarlos, mientras que los mexicanos son rápidamente enviados al otro lado de la frontera.

La propuesta probablemente será parte de las discusiones esta semana en México entre Kelly, el secretario de Estado Rex Tillerson y las autoridades mexicanas.

Menores no acompañados
Uno de los memorándums permite dejar de dar protección legal a menores no acompañados que cruzan la frontera ilegalmente aun cuando son recibidos por sus padres o por representantes legales dentro de Estados Unidos. Generalmente la suerte de esos menores es decidida por un juez, pero la nueva norma permitirá su deportación expeditiva sin necesidad de la aprobación judicial. La nueva norma además permitirá indagar el status migratorio de esos padres o representantes, y cualquier posible actividad delictiva realizada en la migración de los niños a Estados Unidos.

Defensores de los inmigrantes han denunciado tales esfuerzos por castigar a los padres de los menores, que en muchos casos están huyendo de la violencia en Centroamérica. Jen Smyers, directora de activismo del Church World Service’s Immigration and Refugee Program, dijo que lo único que quieren esos padres es que sus hijos estén a salvo.

Uso de policías locales para hacer cumplir leyes de inmigración
Bajo el gobierno de Barack Obama, quedó limitado un programa que permitía a la policía y a las autoridades penitenciarias hacer cumplir las leyes de inmigración, en defensa de la política de que sólo el gobierno federal puede quedar a cargo de ese tipo de vigilancia. En muchos casos, las comunidades se quejaban de que la policía local era excesivamente agresiva en sus medidas contra la inmigración ilegal.

El programa Comunidades Seguras, por ejemplo, que usaba huellas dactilares recabadas en las cárceles para identificar a personas que se encuentran ilegalmente en el país, fue suspendido en medio de denuncias y fallos judiciales que prohibían asumir esas tareas, responsabilidad del gobierno federal.

Cárcel para los que crucen la frontera ilegalmente
El memorándum de Kelly pide instruir de cargos penales a más personas que crucen la frontera ilegalmente. Ciertamente es ilegal cruzar la frontera sin permiso, y el gobierno sí impone cargos contra quienes captura por primera vez cruzando o contra quienes tratan de volver tras ser deportados, lo cual es un delito. Sin embargo, implementar esa medida a nivel masivo es sumamente costoso.

Uno de los memorándums de Kelly pide también construir más cárceles. El gobierno actualmente tiene el espacio y los fondos para tener un máximo de 34.000 personas encarceladas simultáneamente. El Congreso tendrá que aprobar millones de dólares adicionales para construir nuevas instalaciones y contratar al personal que las administre, o bien para pagarle a empresas privadas que se encarguen de ello.

Contratar a 15.000 agentes de protección fronteriza
El gobierno de Trump ya ha anunciado planes de contratar a otros 5.000 agentes de Patrulla Fronteriza y 10.000 agentes para la Agencia de Inmigración y Aduanas. Eso será sumamente difícil. La Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, la entidad matriz de la Patrulla Fronteriza, está teniendo dificultades para encontrar agentes. Actualmente hay un déficit de unos 2.000 agentes en la Patrulla Fronteriza.

Comparte la nota

Publica un comentario