IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: AP. Barack Obama y Raúl Castro al final de la reunión en el Palacio de la Revolución.

Discrepan al definir a “prisioneros políticos”

21 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La Habana, Cuba.- Estados Unidos y Cuba discrepan en la definición de “prisioneros políticos”, lo que dificulta las gestiones para liberar a cubanos detenidos por ejercer sus derechos de expresión o asociación, señaló la Casa Blanca.

El asesor adjunto del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, salió así al paso al emplazamiento del presidente cubano Raúl Castro a un periodista estadounidense para que le entregara una lista de prisioneros políticos para liberarlos.

“La médula de la diferencia con el presidente Raúl Castro no es que no conozcan la existencia de estas personas… sino su posición es que no son prisioneros políticos, sino que están en prisión por otros crímenes u ofensas contra la ley cubana”, dijo Rhodes.

“Lo que nosotros les hemos dicho es que si en Cuba o en otras partes del mundo uno es detenido por una ofensa política no violenta, como expresarse o reunirse, esas personas inherentemente están detenidas por razones políticas”, añadió.

En su rueda de prensa conjunta con el presidente Barack Obama, Castro se colocó a la defensiva cuando el corresponsal de CNN, Jim Acosta, de origen cubano, le preguntó sobre los presos políticos y las razones por las que siguen detenidos.

Visiblemente incómodo con la pregunta, el presidente cubano reviró: “dame la lista de los presos (…) dime el nombre o los nombres y me das una lista… y en esta misma noche estarán liberados”.

Estados Unidos negoció con Cuba la liberación de 53 presos políticos antes del anuncio de la normalización de relaciones políticas y diplomáticas, lo cual fue cumplido por el gobierno cubano.

Sin embargo, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización independiente, reportó más de ocho mil detenciones arbitrarias en 2015, y más de dos mil 500 en los primeros dos meses de 2016.

“Si el presidente Raúl Castro efectivamente libera a algunos prisioneros políticos esta noche, como dijo que haría… por supuesto que será una decisión bienvenida”, comentó en tanto el presidente del organismo humanitario Human Rights Watch, José Miguel Vivanco.

“Pero estaremos frente a un ritual que se ha repetido por décadas cuando líderes extranjeros visitan Cuba: se abren las puertas de unas pocas cárceles, pero se mantienen intactas la legislación y las prácticas represivas”, sostuvo.

Rhodes reconoció que la política de Cuba en materia de detención de prisioneros políticos ha variado, al sustituir las detenciones de largo plazo por arrestos de corta duración.

Apenas el fin de semana, autoridades cubanas detuvieron por unas horas al activista de derechos humanos Elizardo Sánchez, quien llegó a la isla procedente de Miami para participar en la reunión del martes entre Obama y disidentes escogidos por la Casa Blanca.

Rhodes señaló que la detención de Sánchez es uno de los más claros ejemplos de las discrepancias fundamentales con el gobierno cubano.

“Esto es exactamente una de nuestras principales diferencias con el gobierno cubano, y es que existe un patrón de detenciones de corto plazo de activistas o individuos que están expresando lo que creemos que son derechos universales”, señaló.

No obstante, sostuvo que el hecho de que se llevara a cabo la rueda de prensa conjunta y que el presidente Castro aceptara responder una pregunta de la prensa que acompaña a Obama, es un ejemplo de las cosas que están cambiando en Cuba.

Comparte la nota

Publica un comentario