IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. La presidenta se negó a realizar dos actos e insistió en traspasarle el bastón y la banda a Macri en el Congreso

Tensión en transición de gobierno argentino

25 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La transición entre la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente electo, Mauricio Macri, se realizará en un clima de tensión tras no ponerse de acuerdo en el mecanismo de traspaso de gobierno que se realizará el 10 de diciembre.

El futuro jefe de Gabinete de Macri, Marcos Peña, denunció este miércoles que la mandataria se negó a transparentar las reuniones entre los funcionarios salientes y entrantes, como pedía su sucesor.

La presidenta recibió anoche a Macri en la residencia oficial de Olivos, sólo dos días después de que el todavía jefe de Gobierno de Buenos Aires y principal opositor del kirchnerismo ganara las elecciones presidenciales.

El encuentro generó una fuerte expectativa, pero duró sólo 40 minutos, no hubo foto oficial y ni siquiera se permitió el ingreso de periodistas para una conferencia de prensa.

“Cristina nos dice que no va a haber una transición, una foto o un gesto de respeto al presidente electo”, denunció Peña al revelar que se negó a mantener una reunión “clandestina, medio oculta” que le planteó el actual jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

El funcionario advirtió que “estamos demasiado ocupados trabajando en formar el nuevo gobierno como para hacer reuniones secretas. Sería una falta de respeto a lo que votaron los argentinos”.

Macri ya había manifestado su decepción acerca de un encuentro que, según él, “no valió la pena” porque sólo fue una reunión cordial y no se avanzó en ningún aspecto concreto de la transición.

“Tampoco acordamos una reunión de ministros hasta el 9 de diciembre, fue una reunión corta, la presidenta dijo que me había convocado para hacer una felicitación personal”, dijo sin ocultar su molestia.

El actual jefe de Gabinete defendió la posición de la presidenta al asegurar que el presidente electo pidió colaboración para conocer algunas cuestiones de la administración y la mandataria “lo único que pidió fue discreción porque los temas políticos no se pueden debatir por los medios”.

Agregó que “anoche la presidenta me citó y me pidió que convoque a Marcos Peña para una charla con estas características, lo llamé para encontrarnos y me dijo que no, que habían estado hablando con el presidente electo y que este tipo de encuentros debían ser públicos”.

Comparte la nota

Publica un comentario