IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.65

22.00

Foto: Internet. Los experimentos al trasplantar células madres, han logrado mejoras considerables en la recuperación funcional y morfológica. ULY MARTÍN El 15% de los investigadores hace manipulaciones de un estudio para complacer a un patrocinador. En la foto, un investigador utiliza una placa con células madre en su laboratorio.

Células madres son utilizadas para lesiones de médula espinal

5 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La jefa del Departamento de Biología Celular y Molecular del CUCBA, Graciela Gudiño Cabrera, indicó hoy que investigadores de la Universidad de Guadalajara (UdeG) experimentan con células madre en lesiones de médula espinal.

Indicó que investigadores del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), de la UdeG, han tenido buenos resultados en etapas agudas, a nivel torácico y lumbar, ocasionada por traumatismos.

Subrayó que en los experimentos al trasplantar células madres, han logrado mejoras considerables en la recuperación funcional y morfológica, ya que promueven la regeneración y evitan tanto la muerte de las células como la formación de cicatrices que impide la reconexión neuronal.

Indicó que las células troncales, más conocidas como madre, tienen la capacidad de autorenovarse, es decir, pueden hacer copias de ellas mismas o convertirse en alguno de los 220 tipos de células del cuerpo, como son neuronas, cardiomicitos, hepatocitos, células musculares, entre otras.

Detalló que hay varios tipos de células troncales, que dependen de su desarrollo y diferenciación: totipotenciales, multipotenciales, pluripotenciales y unipotenciales, “las primeras dos están en etapa embrionaria, y las segundas tienen capacidad menor de diferenciación y se encuentran en etapa adulta”.

Precisó que las células no diferenciadas pueden ubicarse en casi cualquier parte del organismo: corazón, hígado, páncreas, sistema nervioso central o músculos.

“Están en nichos y esperan señales, (enfermedad o estrés) de células contiguas para actuar: si están en el hígado se van a convertir en células hepáticas”, apuntó.

Manifestó que una de las más estudiadas son las correspondientes a la médula ósea, para tratar la leucemia.

Subrayó que tales células, de forma natural, reparan y regeneran órganos y sistemas, aunque no siempre sucede, porque hay muchas condiciones que tiene el órgano o sistema dañado, que no permite que esto se dé a 100 por ciento.

“En el mundo hay estudios clínicos experimentales en células de corazón, hepáticas, páncreas, entre otras, y es posible que a corto plazo pueda darse un tratamiento directo a personas con estas células para curar diversas patologías o lesiones”, subrayó.

Comparte la nota

Publica un comentario