IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Agencias. Juan Campos Palma, de 25 años, fue atropellado en Calzada de Tlalpan.

Madre del policía atropellado en Tlalpan exige justicia

14 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- El policía Juan Campos Palma, quien murió atropellado el martes en la Ciudad de México, provenía de una familia humilde que vive desde hace 17 años en la Colonia Xochiaca, en Chimalhuacán, Estado de México.

Azaleas, la calle donde está su casa en la parte alta de un cerro, aún no está pavimentada.

La vivienda, en un principio era de madera, láminas y piso de tierra. Con el paso de los años, ha sido levantada poco a poco gracias al esfuerzo de la familia.

Está prácticamente en obra negra, tiene en la parte de abajo dos cuartos, un espacio habilitado como cocina, área para sala pero sin muebles y un lugar de estacionamiento que hoy es usado como capilla fúnebre. Una escalera de madera conecta con un cuarto más.

Este cuarto, con una cortina como puerta y sin ventanas, era en el que dormía el Policía Juan Campos Palma, junto con tres de sus cuatro hermanos. Juan era el penúltimo. Su cama era la parte superior de una vieja litera.

Aquí, quedaron implementos de trabajo: un tolete y una fornitura, además de su ropa, como esta playera que sólo usó dos veces para jugar fútbol los últimos domingos.

El policía Campos Palma cubría el turno matutino, con entrada a las 6 de la mañana. Acudir a trabajar hasta Taxqueña, en el sur de la Ciudad de México, a 25 kilómetros de distancia, implicaba que saliera de su casa a las cuatro de la mañana para tomar el primer camión hacia el paradero de Pantitlán, ahí el Metro y al final un pesero.

“Iba a mi cuarto y se despedía de mí, yo le daba la bendición”, dijo Florentina Palma Salazar, madre del policía.

La mamá del policía Juan Campos Palma asegura que su hijo cumplía con entusiasmo su trabajo, aunque tenía ambición de superarse y por eso apenas hace dos meses inició estudios de derecho.

“Andaba muy contento con su trabajo. Le preguntaba que si le gustaba, me decía que sí. Sí, -dice-, es muy bonito ese trabajo, pero es muy riesgoso, pero así me la aviento -dice. Sí, hijo – le digo-, con la ayuda de Dios vas a salir adelante, quería ser más en la vida, él quería seguir estudiando más”, dijo la señora Florentina Palma Salazar.

Aunque la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México ha explicado a la señora Florentina la protección a la que tiene derecho porque su hijo murió en el desempeño de sus labores, a ella sólo le interesa que el homicidio no quede impune.

“La persona que haya hecho eso que pague. Aunque no me lo va a regresar con vida. Pero que se quede ahí mucho tiempo, porque yo quiero que hagan justicia todas las autoridades. Que no se quede su muerte así como así”, dijo la señora Florentina Palma.

El policía Juan Campos Palma fue enterrado este jueves en un panteón del municipio de Chimalhuacán.

Comparte la nota

Publica un comentario