IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de junio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.6

18.4

Foto: Internet. El uso de estas tecnologías  permitirá abordar problemas hasta ahora fuera del alcance de los astrónomos.

Instalan espectrógrafo 3D en el Gran Telescopio Canarias

1 de abril, 2017

Notimex/La Voz de Michoacán

Puebla.- El Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (Inaoe), dio a conocer que se recibió el nuevo instrumento de espectroscopía 3D en el Gran Telescopio Canarias, el cual concederá a los astrónomos la capacidad de abordar problemas científicos inalcanzables hasta la fecha.

El instrumento del Gran Telescopio Canarias situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos en la isla de La Palma, ha sido trasladado desde la Universidad Complutense de Madrid, donde se ha diseñado y construido en colaboración con otras instituciones españolas y mexicanas, como el Inaoe.

El Inaoe informó que el desarrollo de Megara ha sido todo un reto, debido al gran número y complejidad de los subsistemas que incluye.

Aún así, su diseño, construcción y pruebas se han completado en un tiempo récord, menos de tres años, gracias al equipo de instituciones y empresas líderes en sus campos que han participado junto a la Universidad Complutense.

La cual ha sido la encargada de la coordinación científica, la unidad del plano focal, incluidas las fibras ópticas y el hardware y software de control del instrumento.

Por su parte, el Inaoe en México se encargó de la fabricación óptica y de la criogenia, mientras que el Instituto de Astrofísica de Andalucía ha contribuido al desarrollo del software.

Al respecto, la doctora Esperanza Carrasco Licea, investigadora de la Coordinación de Astrofísica del Inaoe, señaló que “en nuestro Instituto se llevó a cabo la fabricación de 73 elementos ópticos en colaboración con el Centro de Investigaciones en Óptica (CIO).

“Ambas instituciones y miembros de la red de centros públicos de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), conformamos una alianza estratégica para llevar a cabo Megara, un proyecto sin precedentes de cara a la fabricación de óptica astronómica en México”, dijo.

Además, las capacidades únicas de Megara han sido definidas por un grupo de astrónomos españoles y mexicanos que constituyen el Equipo Científico del instrumento, y en el que además de miembros de las instituciones ya mencionadas (UCM, Inaoe, CSIC) también se encuentran investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias.

En este sentido, Armando Gil de Paz, investigador principal del instrumento, comentó que éste permitirá cubrir un nicho único en la instrumentación actual, tanto a nivel nacional como internacional.

Esto debido a que Megara, junto a la capacidad de recoger luz sin comparación del Gran Telescopio Canarias, concederá a los astrónomos la capacidad de abordar problemas científicos inalcanzables hasta la fecha.

Megara será capaz de estudiar estrellas individuales fuera de nuestra galaxia e incluso podrá analizar cómo se movían las estrellas y el gas hace más de 10 mil millones de años, cuando se formaron las primeras galaxias. Para ello utilizará la tecnología más avanzada en fibras ópticas y en elementos dispersores, las conocidas como redes holográficas.

El uso de estas tecnologías en un instrumento con la capacidad de MEGARA de resolver la luz en sus componentes de energía, combinado con el gran tamaño del espejo del GTC, permitirá abordar problemas hasta ahora fuera del alcance de los astrónomos.

A su vez, María Luisa García Vargas, Project Manager del instrumento destacó que “con Megara en el GTC y su capacidad para analizar la luz, podremos determinar la composición química, la cinemática y la edad de las poblaciones estelares fuera de nuestra galaxia.

Sin embargo nada de esto hubiera sido posible sin el gran equipo humano de Megara, que ha combinado en todo momento profesionalidad con entusiasmo”, explicó María Luisa García Vargas, Project Manager del instrumento.

El proyecto Megara está cofinanciado por la empresa pública Grantecan y las instituciones del consorcio, la Universidad Complutense de Madrid, Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica e IAA-CSIC, quienes han contribuido con más del 60 por ciento del presupuesto y que por ello recibirán tiempo de observación una vez que comience a funcionar.

Comparte la nota

Publica un comentario