¿Sabías qué en Estados Unidos está enterrada una ciudad egipcia falsa en las arenas de California?

Se trata de un set de grabación utilizado en la película de corte bíblico “Los Diez mandamientos”, del director Cecil B. DeMille, quien mandó hacer una copia de un templo egipcio de 200 metros de largo, el cual forma parte de una de las escenografías más costosas en la historia de Hollywood.

Foto: Idealista.

Agencias / La Voz de Michoacán

Estados Unidos. Hace más de 90 años el productor y cineasta Cecil B. DeMille sacó adelante una de las primeras superproducciones ‘made in’ Hollywood, la versión muda de ‘Los Diez Mandamientos’. Con un presupuesto de 750 mil dólares –un ‘pastizal’, teniendo en cuenta que la película se rodó en 1923– DeMille levantó la después conocida como 'Ciudad de Faraones', una réplica a tamaño real de una ciudad imperial egipcia.

Junto al templo se encuentran estatuas de Ramsés II y esfinges que imitan el antiguo arte egipcio. Las piezas forman parte de uno de los sets más caros en la historia de Hollywood, de acuerdo con un artículo del Museo Smithsonian.

PUBLICIDAD

"Los Diez Mandamientos" se filmó al norte de Santa Bárbara y contó con los actores Theodore Roberts como Moisés y Charles de Rochefort como Ramsés, entre otros.

Foto: Pinterest.

La película se basa en la historia bíblica del Éxodo para después dar un salto a la época moderna donde dos hermanos discuten sus respectivos puntos de vista sobre los Diez Mandamientos.

PUBLICIDAD

Fragmento de la película "Los Diez Mandamientos", de 1923. Fue filmada en California y algunos de sus sets siguen enterrados en la arena.

En los años 20 no se tenía la tecnología para recrear los templos egipcios, así que la producción construyó un escenario que se sumó al millón y medio de dólares presupuestados para la película.

La costosa producción no se podía dar el lujo de desmantelar el set, pero el director DeMille no quería dejarlo para que otro cineasta se aprovechara de él. Por años corrió la versión de que el director lo mandó dinamitar y el asunto quedó olvidado.

Foto: Idealista.

Fue hasta los años 90 que un cineasta llamado Peter Brosnan inició la búsqueda de aquella ciudad perdida con ayuda de un arqueólogo, en un proyecto apoyado por el Museo Smithsonian.

La sorpresa fue que todo el set estaba enterrado en la arena de California. Sin embargo, pasaron varios años hasta que lograron excavar el sitio, pues las dunas son el hogar del chorlito nevado occidental, un ave playera protegida.

Ciudad perdida de DeMille

Foto: Idealista.

Finalmente, en 2014 las "reliquias" del set salieron a la luz y la esfinge se exhibe hasta la fecha en el Dunes Center, atrayendo a curiosos de la leyenda de la ciudad perdida.

Con información de Milenio.