Casi cuatro mil agentes vigilarán Final de Copa Libertadores

Notimex / La Voz de Michoacán Madrid. El dispositivo de seguridad para la final de la Copa Libertadores, este domingo en el estadio Santiago Bernabéu, lo integran casi cuatro mil agentes, que vigilarán a unos 500 aficionados ultras de Boca Juniors y River Plate. El delegado del gobierno español en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, …

Foto: Twitter.

Notimex / La Voz de Michoacán

Madrid. El dispositivo de seguridad para la final de la Copa Libertadores, este domingo en el estadio Santiago Bernabéu, lo integran casi cuatro mil agentes, que vigilarán a unos 500 aficionados ultras de Boca Juniors y River Plate.

El delegado del gobierno español en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, informó este viernes en rueda de prensa que “se hará un seguimiento especial a todos los elementos que puedan provocar algo”, y se aplicará la deportación en caso necesario.

PUBLICIDAD

Explicó que el dispositivo de seguridad lo integran casi cuatro mil agentes, de ellos dos mil 054 policías nacionales, mil 700 de guridad privada que aporta el Real Madrid para actuar en el estadio Santiago Bernabéu, donde será el partido de futbol, y 140 de Policía Municipales.

A ellos se suman efectivos de los cuerpos de emergencias que estarán también en el estadio y alrededores, para en su conjunto garantizar la seguridad antes, durante y después del partido.

PUBLICIDAD

El funcionario afirmó que “es un dispositivo importante porque es considerado un partido de alto riesgo”, y que se trabaja con las autoridades argentinas en el seguimiento a los aficionados radicales.

Se ha devuelto ya (en el aeropuerto de Madrid-Barajas) a una persona que tiene antecedentes penales graves, de homicidio, y el trabajo con la policía argentina es continuo para evitar a estas personas, también a los que tienen prohibido allí ingresar en estadios”, dijo.

“Estamos trabajando en la seguridad máxima desde el aeropuerto, las carreteras, estaciones de autobús y metro para detectar a las personas violentas y que tienen antecedentes penales”, abundó.

Indicó que se estima en 500 los aficionados radicales, de entre 200 y 300 por cada equipo, “a los que hay que prestar atención”, y se desconoce con exactitud cuáles de ellos no tienen entrada al estadio, pues la reventa por Internet ha dificultado saberlo.