Burocracia y falta de recursos frenan combate a aguacate "pirata" en Uruapan

El fenómeno continúa con gran vigor y se mantiene latente el ingreso de fruta que podría incumplir las normas fitosanitarias y de inocuidad agroalimentaria

Rogelio Arellano / La Voz de Michoacán

Uruapan, Michoacán. El exceso de burocratismo para inyectar recursos frescos que permitan fortalecer el programa de inspección para la movilización de fruta fresca, ello con el fin de inhibir la llegada de aguacate “pirata” de exportación, generó el desmantelamiento de los grupos de productores que participaban en brigadas de vigilancia en las zonas de Uruapan y Tancítaro.

José González Méndez, productor enlistado en el padrón de exportadores de aguacate en la Junta Local de Sanidad Vegetal (JLSV) en el municipio de Tancítaro e impulsor de los grupos de resistencia contra el contrabando de “oro verde”, informó que por lo anterior el fenómeno continúa con gran vigor y se mantiene latente el ingreso de fruta que podría incumplir las normas fitosanitarias y de inocuidad agroalimentaria.

PUBLICIDAD

Precisó que ocasionalmente laboran los inspectores del Comité Estatal de Sanidad Vegetal del Estado de Michoacán,  institución que, en su calidad de organismo auxiliar de la Secretaría de Agricultura, opera el programa de Inspección de la Movilización Agropecuaria Nacional a través de “volantas” por carreteras o puntos de verificación, con pocos o nulos resultados pues su trabajo de campo se ajusta a los horarios de oficina.

Los contrabandistas de aguacate no registrado en el padrón de huertas autorizadas para su exportación a  Estados Unidos saben el rol de los técnicos del Cesavemic y optan por operar por la noche y madrugada para evitar acatar sus obligaciones como portar o respaldar la carga en los certificados fitosanitarios lo que incluye verificar la fruta, sobre todo para evitar los riesgos de diseminar plagas.

PUBLICIDAD

Lamentablemente, dijo, no se logró que los grupos de productores que están contra estas prácticas se consolidarán pues la respuesta de la propia Secretaría de Agricultura y del Comité Estatal se consideró lenta para concretar el proyecto de edificar una garita regional contra el contrabando, fenómeno que genera se reduzca el precio de la fruta certificada. “Quedamos en manos de los empaques para imponer precios con menor ganancia para los productores”, sostuvo.

Comentó que los avances logrados hasta julio del presente año habían sido significativos con su movimiento pues lograron exponer que sí existe el grave problema, incluso con episodios en los que propios productores se prestan para mejorar la operación de los contrabandistas al facilitarles documentación legal para movilizar fruta de contrabando. “Es un círculo vicioso que expone la gran corrupción entre algunos eslabones de la industria del aguacate”.

Por ejemplo, puntualizó, algunos propietarios de huertas en zonas donde la cosecha anual no supera las 10 o 15 toneladas, emiten o liberan más certificados para simular que su producción es dos o más veces mayor. Es ahí donde se incrustan los contrabandistas sobre todo para lograr que dicha fruta de huertas no certificadas para exportación, se incluyan en embarques con destino a Estados Unidos, aseguró el entrevistado.

Las acciones tramposas están al descubierto, abundó, sobre todo en municipios donde por su ubicación geográfica la producción no puede ser abultada como en otras zonas por arriba de los mil 500 metros sobre el nivel del mar, sin embargo, sigue ocurriendo. Las consecuencias son variadas, desde castigar los precios contra el productor y más ganancia para algunos empacadores, pero sobre todo poner el riesgo el programa de exportación por el peligro contantes de movilizar plagas de huertos no certificados hacia zonas certificadas”.

Indicó que tras este repliegue de los productores ante la poca respuesta o determinación de las autoridades, solamente les resta esperar que los gobierno hagan algo al respecto y se eliminen estas competencias desleales, pero sobre todo el riesgo que implica para el programa de exportación México-Estados Unidos.