En Uruapan, bares que no acaten medidas por emergencia sanitaria serán amonestados

La amonestación no implica la clausura; hay diálogo con los propietarios para no permitir aforo de más de 50 personas, de lo contrario sí serán cerrados

Foto, Rogelio Arellano.

Rogelio Arellano / La Voz de Michoacán

Uruapan, Michoacán. Al menos 4 bares de esta ciudad que no acataron la orden del gobierno municipal en cuanto a inactividad total ante la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus (COVID-19), fueron cerrados por inspectores de la Tesorería Municipal, y los operativos se mantendrán durante el resto de la cuarentena, la cual, tentativamente, se prolongará hasta el próximo 20 de abril.

Por ahora, los operativos con el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad Municipal derivarán en simples amonestaciones y el exhorto a los clientes para abandonar esos espacios, sin la ejecución de multas o la cancelación de la licencia respectiva emitida por el municipio, pues se trata de medidas preventivas, acciones que coordina el secretario del Ayuntamiento, Antonio Chuela Murguía.

PUBLICIDAD

Se trata de un acuerdo, discutido y aprobado por unanimidad en el Ayuntamiento, órgano que previamente también acordó otras medidas de contención contra una posible expansión del virus, entre estas el cierre de espacios públicos administrados por el municipio y reducir en 50 por ciento el número de trabajadores en las oficinas públicas.

Foto,Rogelio Arellano.

Las disposiciones emitidas por la autoridad municipal no incluyen que la totalidad de restaurantes con licencia de bar o para la venta de bebidas embriagantes cierren sus puertas en horario matutino y vespertino, en estos espacios se tomó la determinación, en consenso con los propietarios, de evitar concentraciones mayores a 50 personas, entre otras medidas, como colocación de gel antibacterial y uso de cubrebocas por parte de los empleados.

PUBLICIDAD

El operativo realizado durante los últimos minutos de este sábado y primeros del domingo se concentró sobre la avenida Latinoamericana, en el tramo comprendido entre la calle Manuel Pérez Coronado y Paseo Lázaro Cárdenas, donde al menos tres establecimientos se mantenían activos, por ello se recurrió a la presencia de los inspectores del Ayuntamiento.

Se detalló que no fue necesaria la intervención de los elementos de la Policía para concretar el desalojo de clientes, pues tras un diálogo con los propietarios se les aclaró que el objetivo es evitar concentraciones mayores a 50 personas como parte de las citadas medidas preventivas contra la expansión del COVID-19, y no por alguna otra violación al reglamento sobre venta y consumo de bebidas embriagantes.

De acuerdo con la Secretaría de Fomento Económico del municipio, en esta ciudad operan aproximadamente mil 500 establecimientos con venta de bebidas embriagantes, desde tiendas de abarrotes hasta minisúper y grandes tiendas, en tanto que el número de bares y cantinas, entre estos discotecas y centros de espectáculos nocturnos, suman casi 100, los cuales en su mayoría tienen espacio para atender a más de 50 personas.

Finalmente, el secretario del Ayuntamiento indicó que los operativos continuarán hasta en tanto no se decrete el fin de la cuarentena y, por ende, se reduzca el riesgo de una expansión de la pandemia global, la cual, hasta este domingo, en Uruapan solamente registraba un caso positivo.