¿Qué pasará con la ZEE de Michoacán tras la desaparición de este proyecto?

Los inmuebles de dominio público sean transferidos al Instituto Nacional de Avalúo de Bienes.

Foto: Archivo. Desde que se decretó la Ley de Zonas Económicas Especiales (ZEE), en junio de 2016, el gobierno del estado inició con una campaña de promoción para la atracción de inversión extranjera

Javier Favela / Maricruz Rios

Morelia, Michoacán. Luego de que oficialmente quedara abrogado el decreto de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), dejando sin efecto la que se proyectó en el puerto de Lázaro Cárdenas, la pregunta está en el aire: ¿Qué pasará con el polígono territorial y el área de influencia?

El mandatario federal ordena que los inmuebles de dominio público sean transferidos al Instituto Nacional de Avalúo de Bienes.

PUBLICIDAD

Mientras que el gobierno estatal ha señalado que se buscarán mecanismos que reduzcan el impacto de esta decisión federal, es decir, que valorarán estímulos para los inversionistas que ya hayan dejado ver su interés por invertir en la zona, y de esta forma no permitir que se vayan a otro estado.

Es de subrayar que Jesús Melgoza Velázquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) en Michoacán señaló en varias ocasiones que en el caso de Lázaro Cárdenas-La Unión, la gran mayoría de la infraestructura ya estaba lista y era funcional, por lo que era sólo cuestión de mantener incentivos para poder concretar una serie de inversiones que se venían negociando desde 2017, pero cuyos acercamientos fueron congelados tras el anuncio del gobierno federal de no darle seguimiento al programa ni cumplir con los compromisos tributarios.

PUBLICIDAD

El titular de la Sedeco en su momento que reveló había un genuino interés de empresas internacionales, principalmente asiáticas, de instalarse o expandirse en la ZEE de Michoacán, y que el proyecto impulsado por el priista Enrique Peña Nieto se apegaba a la ideología de la ‘cuarta transformación’, que es reducir la desigualdad económica en la región sur-sureste del país para detonar la industria y ofrecer condiciones de desarrollo similares a las de la franja norte del país.

Apenas en octubre pasado Jesús Melgoza reconoció que el marco legal de las ZEE existía y seguía vigente, pero la Secretaría de Hacienda no entregaba aún la excepción de impuestos y otras ventajas tributarias.

Sin embargo, con el decreto de este martes, se sepultó oficialmente cualquier expectativa no sólo de mantener las Zonas Económicas, sino aparentemente de cualquier programa alterno como los que se planteaban desde Michoacán, ante la postura del presidente López Obrador de centrarse y redirigir recursos y beneficios fiscales únicamente en proyectos de desarrollo económico que él propone.

El pasado 25 de abril, en la mañanera, López Obrador selló el destino de las ZEE, a pregunta expresa de la prensa: “Era para supuestamente ayudar, pero nunca hicieron nada por ayudar; hicieron negocios, compraron terrenos y derrocharon recursos. No se benefició nada”, declaró desde Palacio Nacional y provocó conmoción.