EUA exige a México garantizar que jitomate exportado no tiene plaga

Michoacán ocupa el tercer lugar a nivel nacional en la producción de tomate y exporta más del 40 por ciento del fruto a Estados Unidos

Foto: Cortesía. En 52 municipios de la entidad se cultiva el fruto que arroja una cosecha superior a las 235 mil toneladas.

Redacción / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Para que pueda ser exportado a Estados Unidos, el jitomate mexicano deberá garantizar por escrito que no presenta síntomas del virus rugoso del tomate, medida impuesta por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), establecida en la Orden Federal DA-2019-28.

A través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), se ha comunicado a los productores, exportadores y empacadores mexicanos que, a partir de esta fecha, los envíos del fruto al vecino país del norte deben acompañar a los embarques, con un documento en el que declaren que su producto no presenta síntomas de la plaga.

PUBLICIDAD

El primero caso de virus rugoso del tomate en México se detectó en el municipio de Yurécuaro, Michoacán, en 2018, y llegó al país a través de una semilla contaminada por el virus.

Contenidos relacionados

La plaga está presente en 20 estados y afecta principalmente a los cultivos de jitomate, chile y berenjena en campo abierto e invernaderos.

PUBLICIDAD

Michoacán sería un de los estados más afectados con esta medida debido a que ocupa el tercer lugar a nivel nacional en producción del fruto y exporta más del 40% de su producción a Estados Unidos; el fruto se cultiva en 52 municipios de la entidad y arroja una cosecha superior a las 235 mil toneladas.

Sin embargo, el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), Rubén Medina Niño, aseguró que gracias a su calidad, sanidad e inocuidad, la exportación de jitomate michoacano a Estados Unidos se encuentra garantizada.

Detalló que la industria del jitomate en Michoacán se encuentra fuerte, unida y con una producción de excelencia.

Foto: Cortesía. En 52 municipios de la entidad se cultiva el fruto que arroja una cosecha superior a las 235 mil toneladas.

En los últimos tres años, dijo, el rendimiento del cultivo se ha incrementado más del 100 por ciento, al pasar de 98 mil 435 toneladas en 2013, a más de 235 mil toneladas en 2018.

Asimismo, sostuvo, que hubo un crecimiento del 12 por ciento en las exportaciones a los Estados Unidos, que generó un superávit comercial de mil 549 millones de dólares.

El tomate rojo o jitomate, se ubicó como el principal cultivo bajo la modalidad de agricultura protegida, donde el 81 por ciento, se práctica a través de la malla sombra y el resto en invernadero.

¿Cómo se transmite la plaga?

El virus rugoso del tomate es un tobamovirus que ataca los cultivos hortícolas y ornamentales en todo el mundo y es capaz de permanecer infectivo por años en las semillas, restos de plantas y suelo contaminado.

Se transmite fácilmente de forma mecánica y por semilla, que al germinar infecta las plántulas. Mecánicamente se transmite a través de las manos de los trabajadores, ropa, herramientas, y estructura de invernadero, así como máquinas de trabajo, como el tractor en campo abierto y sistemas de riego o drenes. Para este virus no existe en la actualidad híbridos o variedades resistentes.

El virus inicia principalmente en las hojas jóvenes, con áreas de color amarillo, alternadas con otras muy verdes que son embolsamientos o arrugamientos. Los frutos presentan síntomas marcados de rugosidad y una coloración marrón, así como manchas amarillas en los frutos.