La tarjeta de crédito no es mala, pero hay que usarla a tu favor

Hay varias prácticas que se deben evitar para poder mantener finanzas sanas en tu plástico bancario y no tener malas experiencias

Foto: Twitter.

Maricruz Rios / La Voz de Michoacán

Hay varias prácticas a evitar para poder mantener finanzas sanas en tu plástico bancario

Hacer un mal uso de tu tarjeta de crédito puede lesionar gravemente tus finanzas personales, por ello es importante saber en qué situaciones y para qué tipo de operaciones es recomendable emplearla y cuando no. La Condusef brinda algunas recomendaciones al respecto, como no disponer dinero en efectivo, pagar más del mínimo, evitar darla en todas las plataformas en línea y evitar pagos en revolvente.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Codusef), la mejor forma de usar y pagar un plástico crediticio es ser un usuario “totalero”, es decir, que mes con mes se paga con totalidad la deuda de la tarjeta para no generar intereses ni tener saldo en contra.

Esto, junto con las ofertas de meses sin intereses (que se pagan a plazos diferidos sin gasto extra) es la única forma de obtener financiamiento sin costo, resalta la dependencia federal. Claro que esto implica no gastar en cosas que no se puedan pagar prácticamente al momento, por lo que la tarjeta se usa para no estar cargando efectivo, pero el dinero ya se tiene listo para hacer el pago.

PUBLICIDAD

Generalmente esto es muy difícil de observar, así que la otra forma es cumplir con los pagos mensuales de forma oportuna y abonar más del mínimo, un 20 por ciento más de ser posible, para saldar la deuda con el banco en un menor tiempo y que la cantidad de intereses pagados sea la menor posible.

Para ambos casos es importante tener en cuenta la fecha de corte, la fecha límite de pago y mantenerse al día de los adeudos. Para ello se puede usar la app bancaria en el móvil, y así estar enterado al momento de cualquier transacción.

Ten en cuenta que pagar sólo el mínimo cuando ya hay intereses generados es una mala idea, pues el capital se va en buena medida únicamente a liquidar los intereses durante los primeros plazos.

Otra medida a tomar en cuenta es evitar comprar la despensa y productos perecederos con la tarjeta de crédito, pues en un mes o menos tendrás que repetir la operación y si vas acumulando estos gastos pronto podría estar llena de pendientes tu tarjeta.

Tampoco pagues con tu plástico otras deudas, recomienda la Condusef. Esta práctica pone en riesgo tus finanzas, ya que lo único que haces es aumentar tu deuda general, pues el Costo Anual suele ser elevado.

Evita, además, la disposición de dinero en efectivo salvo que sea una auténtica urgencia. Esta opción puede ser muy cara, ya que, de entrada, te pueden cobrar hasta el 10 por ciento de lo que dispongas y el interés mensual es muy alto.

No utilices tan a la ligera tu tarjeta para pagos en línea y procura no registrarla en servicios recurrentes como Uber o pedidos de comida en línea: con unos cuantos viajes y servicios podrías sobregirar tu tarjeta.