Como los grandes, Daddy Yankee ya tiene su museo

El puertorriqueño se une a los famosos que cuentan con museos en su honor en distintas partes del mundo

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El cantante, productor y actor puertorriqueño Daddy Yankee abrirá este viernes su propio museo en el que exhibirá su memorabilia y contará la historia del reggaetón.

El Jefe es el nombre de este lugar ubicado en Plaza Las Américas, en San Juan, Puerto Rico, y que albergará en poco más de 700 metros cuadrados los premios y vestuario del intérprete de "Gasolina".

PUBLICIDAD

Se trata del primer museo en el mundo que narrará la historia del reguetón, género del cual Daddy Yankee es pionero y popularizó en Latinoamérica. La apertura de este lugar se da dentro del 15 aniversario de "Barrio fino", tercer álbum de estudio del boricua y que fue reconocido como el mejor disco de música latina de la década. Ha vendido más de 25 millones de copias.

“Durante el proceso de creación del Museo Daddy Yankee 'El Jefe', descubrí que no hay muchos recuerdos de reguetón desde su creación. No soy bueno para dar consejos, pero soy bueno para dar mi testimonio”.

PUBLICIDAD

Por lo anterior, la historia del género será recreada en orden cronológico, de la mano con la vida de Yankee, por lo que se mostrará su barrio, sus mayores logros, sus peculiares atuendos, su contribución a la música y variedad de reconocimientos.

La exhibición contará con “tecnología interactiva donde el público puede sentir esos momentos memorables del astro puertorriqueño y contará con una tecnología especial para que cada persona pueda llevarse un recuerdo personalizado de esta experiencia”, se lee en las redes sociales del lugar.

El Jefe, que buscará celebrar también la cultura del reguetón, se inaugurará este viernes y permanecerá abierto hasta enero de 2020. La admisión será gratuita con previa reservación.

Artistas que tienen recintos en su honor

Museo Arnold Schwarzenegger, Austria

Uno de los museos más famosos del mundo se encuentra en el pueblo austriaco de Thal. Está dedicado al legendario actor Arnold Schwarzenegger. El lugar de la ubicación del museo no fue elegido por casualidad, ya que el pueblo de Thal es el hogar del actor de fama mundial. Se decidió abrir el museo en la casa donde Schwarzenegger pasó los primeros 19 años de su vida. El museo abrió sus puertas el 7 de octubre de 2011.

El espacio reúne una colección de cosas asociadas con el actor. Y la colección presentada en la antigua casa de Schwarzenegger es verdaderamente única: viejos carteles del actor, esculturas y equipo deportivo personal del famoso culturista. Una rica colección de fotografías antiguas y una figura de Terminator recreada con la mayor precisión posible.

Museo Edith Piaf, en París

Los fanáticos de la gran cantante francesa Edith Piaf pueden visitar el museo dedicado a su vida y sus obras, en París. El museo se abrió en un apartamento donde el cantante vivió durante dos años en la década de los 30 del siglo pasado. El apartamento tiene una rica colección de objetos personales de Edith Piaf, como su ropa favorita, muchos carteles antiguos y fotos. En las paredes hay retratos exclusivos y registros antiguos. Los conocedores de las cosas vintage aprecian los muebles antiguos y los utensilios expuestos en el museo. El Museo Edith Piaf en París es privado, por lo que sólo se puede visitar con cita previa, aunque este museo es uno de los pocos en París que puede visitar gratis.

Museo de Liberace, en Las Vegas

En Las Vegas se encuentra el museo dedicado a uno de los artistas más famosos y controvertidos del siglo pasado, Wladziu Valentino Liberace. Este museo fue fundado en 1979 en el edificio del Hotel Tropicana. Liberace fue famoso por su manera única de actuar. Para cada uno de sus shows ordenó los increíbles trajes dignos de la realeza. Las chaquetas bordadas con lentejuelas y perlas, lujosas corbatas de lazo de seda y joyas hechas a medida forman la base del museo.

Además de los trajes de valor incalculable, los visitantes del museo pueden ver los viejos instrumentos musicales que solía tocar, así como evaluar la colección de sus premios. El mejor pianista del siglo XX se hizo famoso por sus espectáculos. Durante décadas fue el músico mejor pagado de los Estados Unidos.

En Menphis, en honor a EL Rey

Sin duda, uno de los museos más famosos y visitados del mundo es el Museo Elvis Presley ubicado en Memphis. La vista está situada en la finca de Graceland, que perteneció al músico durante su vida. Estuvo disponible para los fanáticos en 1982. Desde la apertura del museo, causa mucha controversia y críticas. Sin embargo, ya en 1991, la finca-museo ha sido inscrita en el Registro Nacional de Lugares Históricos. En 2006 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

El cantante pasó en Graceland los últimos años de su vida. Las pertenencias personales del Rey del Rock and Roll se guardan allí. En muchas habitaciones todo permanece sin cambios durante más de una década. Además de las pertenencias personales del músico y su familia, se pueden ver trajes con los que Elvis Presley apareció en el escenario, sus retratos y fotografías antiguas. Un dormitorio lujoso del músico goza de una popularidad especial entre los visitantes. Todo fue cuidadosamente conservado allí. Una sala de billar también tiene un diseño muy singular.

Johnny Cash, sus cosas, su vida en Nashville

Lo que algún día fue la casa del servidor de la fuerza aérea vestido de verde militar que combinaba con el color marrón de su guitarra, hoy es el Museo de Johnny Cash, el señor de la música country, del folk y del rockabilly. 

El museo, como cualquier otro, cuenta con su respectiva colección de objetos, exposiciones de arte, una tienda de regalos y eventos especiales, todos girando alrededor del mismo tema. Además, el inmueble heredó las paredes originales, muros y muebles de la última casa del músico (House of Cash), misma que sufrió un incendio cuatro años después de su muerte. Discos, fotografías familiares, guitarras que solía usar el músico, objetos que usó durante el lapso que sirvió a la Fuerza Aérea, las canicas que hizo rodar sobre el suelo, sus prendas de vestir, cartas enviadas y recibidas, instrumentos musicales, portadas de discos, posters, su certificado de nacimiento, manuscritos de sus canciones y amplificadores, son algunos de los objetos que conforman la colección que durante años formó el archivista Bill Miller, quien fue amigo personal de Cash.

En este invaluable lugar, también se encuentra el traje que llevó el músico en su actuación que tuvo en la Casa Blanca para Richard Nixon en el año de 1970, así como tenedores, cucharas y vasos de metal de la prisión de Folsom, del momento en que grabó el disco “Folsom Prison”. También hay objetos que fueron donados por su esposa June Carter y otros reunidos por sus músicos Luther Perkins, Marshall Grant y Fluke Holland.