Pese a contingencia sanitaria, control prenatal no se puede suspender

Israel Flores, ginecobstetra, asegura que mujeres deben sentirse seguras de recibir atención en los espacios que siguen dando consultas y centros reconvertidos como hospitales.

Foto: Christian Hernández / Diseño: La Voz de Michoacán.

La Voz de Michoacán ha hecho un ejercicio que te acercará a los especialistas, quienes hablarán sobre este tema, y los efectos colaterales que debes tomar en cuenta en estos tiempos de convulsión, producto de la contingencia sanitaria.

OCTOGÉSIMA QUINTA PARTE DE UNA SERIE

Jorge Manzo / La Voz de Michoacán

PUBLICIDAD

Morelia, Michoacán. De ninguna manera el control prenatal se puede suspender, aún y cuando el país se encuentre en contingencia sanitaria por COVID-19, insistió el ginecobstetra Hebert Israel Flores Leal, quien destacó que las mujeres deben sentirse seguras de la atención que se les brinda en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT), cuyo espacio se reconvirtió, una vez que el Hospital Civil ha focalizado sus esfuerzos para atender a pacientes contagiados por el coronavirus.

Ahí se individualizaron los protocolos para evitar la trasmisión del coronavirus, es decir, llegan nuestros pacientes, todos pasan por un filtro sanitario, están obligados a portar su cubrebocas, se sanitizan sus manos con gel alcohol, se les toma la temperatura y una vez pasando el filtro todas las áreas donde están los pacientes tienen la distancia reglamentaria, obligatoria, entre 1.5 y 2 metros entre cada paciente”, dijo el especialista.

PUBLICIDAD
DA CLIC AQUÍ PARA VER TODAS LAS ENTREVISTAS

Los pasillos fuera de los consultorios están libres, el flujo de pacientes es muy cuidadoso entre un consultorio y otro, y en los mismos espacios médicos posterior a cada consulta de mujeres embarazadas se realiza una sanitización, un cambio de todos los blancos, de todas las batas y todo el personal también hace un aseo de su persona.

El objetivo de esto es no dejar de brindar el control prenatal que es sumamente importante para nuestras pacientes embarazadas, detectar a esas pacientes que se están complicando y dirigirlas al Hospital de la Mujer que es nuestro hospital de resolución en este momento y evitar que nuestras pacientes embarazadas vayan a adquirir el COVID acudir a citas”, afirmó el ginecólogo, quien destacó que es muy importante que tengan muy consiente toda paciente embarazada que tenga cualquier tipo de sintomatología como de una gripa común y corriente debe acudir inmediatamente o pedir asesoría medica inmediatamente.

“Deben tener un cuestionario muy preciso para saber si se puede tratar de una enfermedad de COVID-19 ya que las pacientes deben de tener un registro y un seguimiento muy puntual ya sea por su médico privado o también por nuestro sistema de salud”, expresó Flores Leal, quien aclaró que en México no se les realiza a todas las mujeres embarazadas algún tamizaje para confirmar o descartar la enfermedad, suponiendo que puedan ser asintomáticas, pero pidió que ellas en lo particular redoblen cuidados.

Él consideró que algún momento las instituciones de salud deberían de plantear el tamizaje universal en las poblaciones que considere de riesgo y que tengan necesidad de salir que es el caso de las embarazadas, “pero si la estrategia por conveniencia en este momento no es adecuada nuestra paciente embarazada debe, nosotros siempre les decimos, cuidarse el doble.

En una forma metafórica porque tiene que cuidar un bebé y si la distancia es de 1.5 metros pues usted tómese 2, 2.5 metros, los suyos más los suyos de su bebé y si se lavan dos veces las manos lávenselas cuatros veces las manos, no se toquen su cara, utilicen su cubrebocas pero definitivamente no podemos dejar de hacer la atención prenatal”.

Afirmó que el embarazo es un proceso muy interesante, pero que se debe clasificar a las pacientes de alto riesgo para complicarse y no se pueden dejar de ver en la consulta porque uno de los trabajos de control prenatal es buscar de manera intencionada cuáles son las causas que pueden hacer que la paciente se complique, aunque ella no sienta nada.


Recomendaciones

  • Un buen cuidado prenatal incluye una buena alimentación y buenos hábitos de salud antes y durante el embarazo. Idealmente, usted debe hablar con su proveedor de atención médica antes de empezar a intentar quedar embarazada. He aquí algunas cosas que deberá hacer:
  • Tomar ácido fólico: Si está contemplando quedar embarazada, o si ya lo está, debe tomar un suplemento con al menos 400 microgramos (0.4 mg) de ácido fólico todos los días. Tomar ácido fólico reducirá el riesgo de ciertos defectos congénitos. Las vitaminas prenatales casi siempre contienen más de 400 microgramos (0.4 mg) de ácido fólico por cápsula o tableta.
  • Asistir a consultas y exámenes prenatales: Usted visitará muchas veces a su proveedor durante el embarazo para recibir cuidado prenatal. La cantidad de visitas y los tipos de exámenes que se le harán cambiarán según en qué punto de su embarazo se encuentre.
  • Hablar con su médico sobre cualquier medicamento que tome. Esto incluye medicamentos de venta libre. Solo debe tomar los medicamentos que su proveedor considere que es seguro tomar mientras está embarazada.

Mitos y realidades

  • El aspecto físico de la mujer embarazada está determinado por el sexo del bebé

MITO: El sexo del niño no influye en el aspecto físico de la mujer embarazada. Las creencias populares hacen referencia a que una tripa muy voluminosa se debe a que el bebé es un niño, pero se trata de un mito

  • Tener antojo es sinónimo de estar embarazada

REALIDAD Alrededor de dos de cada cuatro mujeres embarazadas, tiene antojos durante el embarazo. Se puede atribuir a carencias nutricionales durante la gestación, como la falta de hierro o a cambios hormonales. También se cree que pueden estar relacionados con una forma de demandar atención por parte de la mujer embarazada. En lo que sí existe consenso con respecto a los antojos es en que no se traducen en marcas en la piel del niño, como los lunares

  • Sexo y embarazo no son compatibles

MITO: Cuando el embarazo no presenta complicaciones o riesgos, como amenaza de aborto, parto prematuro o placenta previa (mal posicionada y que impide el parto vaginal), se puede practicar sexo durante el embarazo. De hecho, hay mujeres cuya libido aumenta durante la gestación debido a los cambios hormonales.