Adrián Uribe pensó en Marimar Vega cuando estuvo al borde de la muerte

Agencias Mex/La Voz de Michoacán   PUBLICIDAD Ciudad de México. Adrián Uribe sigue aprovechando cada minuto de su vida a pocos días de haber abandonado el hospital por segunda ocasión, luego de que el pasado mes de abril fuera internado de emergencia por una oclusión intestinal.  El actor, que por ahora se encuentra dando …

Foto: Agencia Mex. Sin profundizar más en el tema, Uribe aseguró que el permanecer en terapia intensiva por varios días.

Agencias Mex/La Voz de Michoacán

 

PUBLICIDAD

Ciudad de México. Adrián Uribe sigue aprovechando cada minuto de su vida a pocos días de haber abandonado el hospital por segunda ocasión, luego de que el pasado mes de abril fuera internado de emergencia por una oclusión intestinal.

El actor, que por ahora se encuentra dando promoción al proyecto “EmparejaDos”, que realizará con Consuelo Duval en Estados Unidos, no pudo evitar recordar los difíciles momentos que vivió en la clínica, mismos que le hicieron pensar en la muerte.

PUBLICIDAD

Reflexionando sobre la difícil situación que padeció en esos meses, el artista no pudo evitar recordar a uno de los amores más grandes de su vida, la actriz Marimar Vega, quien hace pocos meses anunció su separación del actor Luis Ernesto Franco, e incluso se dijo que el culpable era Adrián, pues seguía enviándole mensajes de amor a pesar de ser casada.

Durante la entrevista que ofreció al programa Ventaneando, el histrión admitió que además de pensar en su familia, también recordó a Marimar. “Pues sí, hay gente que te marca para toda la vida y una de esas personas fue ella”, declaró.

Sin profundizar más en el tema, Uribe aseguró que el permanecer en terapia intensiva por varios días, le hizo valorar mucho más la vida y por ello agradece la oportunidad que tiene de seguir cumpliendo sus sueños profesionalmente con el apoyo de su familia.

Me pasó todo por la cabeza en ese momento: pensaba en mi hijo, en mi madre, mis hermanos, mi profesión. Pensar en que ya te podías despedir de la vida. Fue muy fuerte. Me ha hecho valorar y me ha hecho pensar en muchas cosas. A veces damos por hecho y dejamos pasar tantas cosas mínimas como ver pasar un atardecer”, concluyó.