AMLO promete respuesta a las demandas de Aguililla; por lo pronto autorizó un Banco del Bienestar

El presidente de México reitera su deseo de que nadie sufra, incluso los miembros del crimen; ayer llegaron a acuerdos a fin de garantizar la paz en la región.

Redacción / La Voz de Michoacán

Ciudad de México. Un Banco del Bienestar y otras acciones para cumplir las demandas de los pobladores de Aguililla, a fin de garantizar la paz en la región, anunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

PUBLICIDAD

Esta mañana, durante la conferencia con medios de comunicación, López Obrador prometió que habrá respuesta a las necesidades sociales que se plantearon al gobierno federal durante las mesas de diálogo que se llevaron entre lunes y martes, y ejemplificó que una de ellas es la instalación de un Banco del Bienestar para la recepción de remesas. “Les puedo decir que ya está autorizado”, dijo.

El mandatario nacional destacó que implementarán un programa integral en toda la región en beneficio del pueblo e insistió en que el camino no es por medio de la represión, sino la atención a la gente, sin recurrir a la violencia y a la confrontación.

Reiteró el exhorto a los pobladores para que busquen la paz, la reconciliación y no se dejen arrastrar por quienes tienen otros intereses.

PUBLICIDAD

Deseó que no se hagan daño entre la población civil, incluso los mismos integrantes de los cárteles, porque no quiere que nadie sufra.

Que haya diálogo y que todos actúen de manera responsables y que no se hagan daño, no sólo a la población civil, también entre los integrantes de las bandas, no queremos que nadie sufra, no se resuelve nada con enfrentamientos, con confrontación, vamos a que haya entendimiento, que haya paz”.

En las mesas de diálogo, llevadas a cabo entre el lunes y martes de esta semana, una representación de la población de Aguililla presentó un pliego petitorio a las autoridades, entre las que destacan la garantía del libre tránsito, seguridad pública y una investigación sobre los hechos en los que civiles fueron agredidos con balas y gases presuntamente por elementos militares que se encuentran en la base instalada en la población.
Además de otras acciones directas, como rehabilitación y mantenimiento de las vías de comunicación que daña el crimen organizado; culminación de proyectos carreteros, aplicación de programas sociales, la instalación de una sucursal del Banco del Bienestar, que funcione el hospital rural, servicios de telefonía e Internet garantizados y que se preste especial atención a la educación, cultura y deporte que ayuden al mejoramiento del tejido social.

Ayer por la tarde, tras una reunión que se llevó a cabo en Apatzingán entre los involucrados, los representantes del gobierno federal respondieron al pliego petitorio y se comprometieron a garantizar el libre tránsito en el tramo carretero Aguililla-Apatzingán, y no permitirán que grupos de cualquier tipo realicen acciones o expresen argumentos para coartar este derecho.

Sobre la seguridad pública, se expuso que la paz y la seguridad es un reto que no sólo involucra las causas generadoras de violencia, sino el combate a la delincuencia con labores operativas y de inteligencia.

En este sentido, se estableció mantener y fortalecer la presencia de los cuerpos de seguridad, implementar acciones de prevención, disuasión y persecución de los delitos, y se intensificarán las labores de patrullaje en la comunidad y en la región.

Sobre la investigación de la presunta agresión de militares hacia pobladores, se canalizará a las autoridades competentes, a fin de determinar la responsabilidad o no de los involucrados.

Y en lo que respecta a las demás acciones concretas, los representantes gubernamentales expusieron que serán debidamente analizadas por la autoridad con la competencia y las atribuciones necesarias para dar respuesta, a fin de atenderlas a corto y mediano plazo.

Los firmantes del documento de respuesta al pliego petitorio fueron Lorenzo Gómez Hernández, director general en la Unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación; Arturo Medina Padilla, titular de la Unidad de Políticas y estrategias para la Construcción de Paz en Estados y Regiones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; y Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Contenidos relacionados