Aumentan 20% las consultas en el Psiquiátrico de Michoacán

Especialistas de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) informaron que en 2019 aumentó el número de consultas externas y se redujeron en un 40 por ciento los casos de hospitalización en el Hospital Psiquiátrico de Morelia Doctor José Torres Orozco.

Foto: Twitter.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Tanto la tendencia de padecimientos como la atención en salud mental han comenzado un cambio en los últimos años. Especialistas de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) informaron que en 2019 aumentó el número de consultas externas y se redujeron en un 40 por ciento los casos de hospitalización en el Hospital Psiquiátrico de Morelia Doctor José Torres Orozco, lo cual se atribuye a un aumento de los padecimientos, pero también a una mayor difusión de los servicios.

“Está habiendo un cambio muy importante en el modelo de atención a salud mental en el estado, el hospital psiquiátrico en los últimos tres años se ha visto en una remodelación contante y un crecimiento constante, porque las demandas de atención también están incrementando (…) En consulta externa se atendieron 10 mil 881 consultas en 2018 y 12 mil 367 consultas para el 2019”, explicó el director del hospital, Carlos Alberto Bravo Pantoja, en entrevista a La Voz de Michoacán.

PUBLICIDAD

Es decir que dicha unidad registró un aumento de más de más de mil consultas externas entre 2018 y 2019. Cuestionado sobre a que se atribuye dicho incremento, el especialista respondió que es debido “A la difusión y al incremento de los trastornos mentales ambos factores son determinantes. Cada ves hay mayor número de casos de trastornos de ansiedad y de trastornos depresivos y de trastornos mentales secundarios al consumo de sustancias”.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud de Michoacán, de un promedio de 7 mil 900 consultas anuales en dicha unidad, seis mil son de psicología, 500 psiquiátricas y 400 de paidosiquiatría. En tanto que, dentro de la atención psicológica, un 40 por ciento corresponden a trastornos afectivos y de ansiedad, 30 por ciento a trastornos psicóticos, 15 por ciento a trastornos secundarios por consumo de sustancias tóxicas y 10 por ciento a trastornos secundarios a enfermedad médica o demencia.

PUBLICIDAD

‘Llega de todo a urgencias’ Otro de los cambios en la atención, según detalló Bravo Pantoja, fue que en 2018 se abrió un área de recepción de urgencias en el Hospital Psiquiátrico, donde actualmente se reciben entre 300 y 400 casos al mes, de los cuales unos 90 son clasificados como “urgencias calificadas”. A la par que se ha logrado reducir en un 40 por ciento el número de pacientes que se encuentran hospitalizados.

“A veces llegan cosas que no son urgencias. Se hace una diferenciación entre urgencias calificadas y urgencias que son no calificadas. Ahí se atienden unas 400 consultas por cada mes, de las cuales 90 consultas son “urgencias psiquiátricas calificadas”. Donde también está habiendo un cambio importante es en el área de hospitalización. Ha habido una disminución del número de pacientes que requieren hospitalización. Desde que se abrió el área de urgencias al día de hoy, ha habido una disminución del 40 por ciento en el número de las hospitalizaciones”.

 Sobre la atención que se ofrece en urgencias, explicó que prácticamente llegan pacientes de “todos tipos”, desde algunas que presentan algún trastorno de ansiedad o de depresión y pueden ser canalizados a otras áreas del hospital, hasta personas que enfrentan un riesgo de suicidio y sí representan una “urgencia calificada”.

“A una depresión que puede ser atendida rápidamente y referida a consulta externa para su seguimiento, la llamamos “urgencia no calificada”, o a un paciente que llega en una crisis de angustia, se le atiende y se le da seguimiento con consulta externa. Una urgencia calificada es un paciente con riesgo suicida alto o un episodio de manía con síntomas muy graves conductuales. La atención ahora la tenemos en urgencias aparte de la consulta externa”.

“Tenemos el sistema de regulación de urgencias en el estado, con el que nos avisan si nos van a referir algún paciente, de cualquier hospital o centro de salud del estado. Lo valoramos y determinamos el tipo de cuadro que es. Cualquier referencia que nos digan que es una urgencia, la recibimos y determinamos cuál es el paso a seguir. También acuden pacientes traídos por alguna dependencia, llámese Transito o el Sistema DIF y muchas veces llega el paciente por su propio pie, porque escuchó algo o entró a la página de internet o algún foro”, finalizó.