Casonas del Centro de Morelia siguen en riesgo de derrumbarse

Desde 2019, el Ayuntamiento de Morelia comenzó a colocar advertencias y protecciones sobre diversos edificios del Centro Histórico en riesgo de colapso

Foto: Jaime Lagunas.

Héctor Jiménez / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Aproximadamente 15 inmuebles del Centro Histórico siguen presentando un verdadero riesgo de derrumbe hasta hoy en día, ya que hace meses se colocaron advertencias y protecciones en sus fachadas, pero no se han avanzado en acciones mayores para su corrección.

De forma paralela, la mañana de este 20 de enero, decenas de personas formaron parte de los simulacros organizados por dependencias federales, estatales y municipales en Morelia en edificios de esta zona de la ciudad, varios de ellos semicolapsados y con fallas que los vuelven sumamente peligrosos ante el riesgo de sismo.

PUBLICIDAD

Es importante recordar que, desde mediados del año 2019, personal del Ayuntamiento de Morelia comenzó a colocar advertencias y protecciones sobre diversos edificios del Centro Histórico en riesgo de colapso. Las autoridades municipales informaron que se había buscado la comunicación con los propietarios de entonces inmuebles para facilitar los trámites ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y pudieran proceder con los trabajos de corrección. 

Sin embargo, cerca de cuatro meses después, no se han registrado mayores avances en la materia. En entrevista con medios, el secretario del Ayuntamiento de Morelia, Humberto Arroniz Reyes, afirmó que la Coordinación de Protección Civil Municipal realizó la parte que le correspondía sobre los inmuebles y el seguimiento del tema corresponde al INAH. 

PUBLICIDAD

“Hace unos meses, tres o cuatro meses, buscamos a los dueños de esos edificios, que son edificios abandonados, que tienen una situación jurídica compleja, que hay juicios disputándose la propiedad. Hemos platicado con el INAH y con el gobierno del estado porque el gobierno municipal no puede hacer más que lo que hizo, notificar a los dueños, que se hagan cargo, decirles la responsabilidad en que incurren, poner los anuncios o poner algunas protecciones en los edificios que estaban a punto de colapsar”. 

“Nosotros hicimos lo que nos correspondía, nosotros fuimos y protegimos, a algunos les pusimos incluso maderas y demás o apuntalamos. La parte que le correspondía al Ayuntamiento está hecha. El INAH debe continuar en la investigación de estos edificios, cuáles son y cuáles son las medidas que va a tomar, localizar a los dueños, que en eso podemos ayudar. Pero el INAH que es el responsable de eso, debería tomar medidas urgentes”, ahondó el secretario del ayuntamiento.

No descartan expropiación 

De acuerdo con información de diferentes áreas del Ayuntamiento de Morelia, unas 169 casas del Centro Histórico se encuentran abandonadas, 15 fachadas han sido intervenidas con los letreros de advertencias o elementos de protección, mientras que cinco edificaciones son las que presentan mayor riesgo de derrumbe. Sin embargo, algunas fuentes indican que la reparación de los inmuebles es sumamente costosa y la mayoría de los propietarios no pueden costearlos. 

Cuestionado sobre cuál puede ser la ruta a seguir sobre los edificios que representan un riesgo para la ciudadanía pero que no pueden ser intervenidos porque sus propietarios no cuentan con los recursos económicos suficientes, Arroniz Reyes consideró que las autoridades federales pueden plantearles la opción de que vendan o rematen dichos espacios. Así como tampoco descartó que el Gobierno Municipal expropie los inmuebles que no cuentan con un propietario legal. 

“Nosotros hemos pensado en muchas cosas, creo que el Gobierno Federal, en coordinación con los otros niveles de gobierno, debería ver la condición de esos edificios y si los dueños legítimos no tienen para reconstruirlos con las condiciones que el INAH impone y le es imposible, debería de planteársele a los dueños la opción de que vendan o rematen los edificios y creo que el Ayuntamiento debería hacer un estudio de esos edificios de los que no aparecen los dueños, expropiarlos por causa de utilidad pública y que se hiciera cargo el ayuntamiento, remozarlos y utilizarlos como espacios públicos”. 

Si bien tampoco descartó la opción de que los inmuebles puedan ser adquiridos por cualquiera de los tres niveles de gobierno, precisó que en estos casos se buscaría la remuneración económica correspondiente al vendedor. “No pueden ser expropiados, tienen que ser remunerados y pagarlos como debe de ser, ya las acciones de esa naturaleza no existen, ya no lo permite la ley. Pero muchos de ellos que están en medios de juicios, es complicado tomar una decisión, porque estamos esperando la decisión de un juez”.