Campesinos michoacanos son violentados y despojados de sus tierras; piden presencia de autoridades

La ausencia de autoridades de los tres niveles de gobierno los ha dejado a merced de los grupos de la delincuencia organizada

Foto, Arturo Molina.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Cobro de piso, violencia y el despojo de tierras a campesinos propietarios de la tierra y productores del campo en general, es la realidad que denuncian comuneros del Oriente Michoacano. La ausencia de autoridades de los tres niveles de gobierno los ha dejado a merced de los grupos de la delincuencia organizada.

No quieren identificar a ningún grupo en específico para no exponerse más. Al igual que las autoridades de gobierno, aseguran que los ven como los mismos grupos delincuenciales que en los últimos años les han afectado en la economía y hasta en la composición del mercado mismo, los precios y la actividad agrícola desde sus inicios.

PUBLICIDAD

No sólo es el Oriente michoacano, pues el Sector de Profesionales de la Agronomía, Ingenieros Forestales, Defensores Ambientales y Organizaciones Aliadas, asociación integrada por diversas organizaciones de académicos, productores agrícolas y de activistas, destaca que, en la región de Tierra Caliente, el Bajío y otras zonas productoras del estado han denunciado tener la misma problemática.

Por lo anterior, exigen al gobierno de Silvano Aureoles Conejo y al federal que se acerquen para apoyar a los millones de productores michoacanos que representan el primer lugar en las actividades económicas de la entidad pero que, al mismo tiempo, han sido abandonados a su suerte con el crimen organizado.

PUBLICIDAD

Contenidos relacionados

A pregunta expresa de esta casa editorial, reconocen que no cuentan con los recursos, fuerza ni intenciones de levantarse en armas y combatir a los delincuentes como sí hicieron autodefensas en 2013, en tanto que aseguran que tampoco se dejarán seguir maniatando ni afectar sus actividades económicas por la inseguridad.

El daño económico es el menor de los males. En los últimos años han sido víctimas de secuestros, asesinatos, extorsiones y amenazas al gremio, lo que ha mermado la capacidad productiva, así como el ingreso de los trabajadores de cultivos como el limón, la guayaba, las berries, aguacates y diversos frutos de todo el estado.

Antonio Espinoza Musino, integrante de la organización, denunció que hay productores que están decididos a que, en caso de que no paren las agresiones, violencia y cobro de piso a los productores michoacanos, dejarán la producción, por lo que advierten que se vaticina un impacto negativo para miles de familias de trabajadores que se estarían quedando sin trabajo y sin una fuente de sustento.

No henos identificado ningún grupo, ni cantidad. Hay gente, productores, que trabajan con nosotros y que están decidiendo si esto no para dejarán la actividad, y es riesgoso porque en la zona tenemos guayaba, berries y aguacate. Se maneja cierta cantidad, pero no tenemos datos de cantidades, pero de que existe, existe, y no sabemos qué grupo es, pero es una responsabilidad de la autoridad. Si por no meternos tenemos problemas, imagínense si nos metemos a indagar quiénes son”, denunció el productor ante medios de comunicación locales.

Por su parte, Pedro Fernández, también integrante del movimiento de productores, destacó el riesgo de paralización de la producción y de los mercados si la situación no para.

Vamos a continuarlo hasta que no veamos resultados, para los caídos y para los que andamos todavía con vida. Pedimos a todos los sectores, a todos los niveles de gobierno, que tomen cartas en el asunto. Hay complicidad, no podemos cerrar los ojos, no sabemos hasta qué nivel, pero sí hay. Nosotros vimos que es nuestro medio y tenemos que seguir recuperándolo para sacar a nuestro país adelante. No queremos reconocimiento político, todos vamos a poner la mano en el fuego por este movimiento”, manifestó.

La producción agrícola de Michoacán se encuentra sembrada en una superficie estimada en un millón 127 mil hectáreas, por lo que el estado ha ganado terreno en la producción agroalimentaria a nivel nacional. La entidad genera una derrama superior a los 46 mil millones de pesos; sin contar el rubro pecuario, del cual estarían ingresando al sector otros poco más de 2 mil millones de pesos para hacer una suma del sector agropecuario de más de 48 mil millones de pesos, con los cuales contribuye el campo al desarrollo del estado.

En total en Michoacán hay al menos 500 mil pequeños productores de temporal que por lo general, son los más afectados por la movilidad de los precios de mercado, las plagas, el clima y otros factores que les impacta de manera importante cada año.