Mujeres periodistas, desprotegidas y en la precariedad laboral

Reporteras, editoras, conductoras, diseñadoras, fotógrafas y camarógrafas, tienen el mismo grado de vulnerabilidad económica y con los años incluso se ha incrementado

Foto: Agencias.

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Mas del 70 por ciento de las trabajadoras de medios de comunicación en Michoacán no cuentan con prestaciones tan básicas como el acceso a la salud pública. A pesar del riesgo laboral al que se enfrenta el mundo del periodismo, las mujeres constituyen otro sector vulnerable al interior del gremio.

Gretel Castorena, directora del Consejo Social del Instituto Nacional de las Mujeres, lamentó que son decenas, incluso cientos de mujeres, las que se encuentran en esta condición de vulnerabilidad en el tema profesional.

PUBLICIDAD

Desde reporteras, editoras, conductoras, diseñadoras, fotógrafas y camarógrafas, presentan el mismo grado de vulnerabilidad económica y con el paso de los años incluso se mantiene en incremento.

En el marco de la discusión de la violencia de género y problemas de inclusión hacia las mujeres en los ámbitos profesionales, trascendió la crítica hacia los dueños y directivos de medios de comunicación del estado de Michoacán. Destacaron espacios en donde se comunican todos los días las condiciones en las que se encuentran las mujeres michoacanas y donde paradójicamente se violentan los derechos de las mismas.

PUBLICIDAD

“Al mismo tiempo tienen que asumir esa responsabilidad de que el 70 por ciento de las mujeres de medios de comunicación están trabajando sin servicios médicos y esa es responsabilidad de los dueños de los medios de comunicación. Así que habría que empezar por ahí para dejar de ejercer violencia contra las reporteras, productoras, conductoras. Es por donde tenemos que empezar y garantizar otros derechos”, manifestó.

En voz de la especialista, se tienen que tomar consideraciones especiales hacia el sector femenino de los medios de comunicación en relación con las dobles, triples o hasta cuádruples jornadas laborales, generado a partir de la contingencia por el COVID-19 y el cuidado de los hijos menores.

La tendencia de desaparición de derechos en los periodistas se mantiene a nivel nacional y a nivel local. La diversificación de los portales de noticias, generación de páginas web y otros espacios no siempre registrados ha orillado a la informalidad a cientos de periodistas locales que, aunado a los bajos salarios, se enfrentan a la falta de condiciones en cuanto a las prestaciones tan básicas como la salud.

A nivel nacional se estima que apenas hasta el 33 por ciento de los periodistas en general, tanto hombres como mujeres, en los diferentes puestos que ocupan en las casas editoriales, cuentan con las prestaciones de ley y salarios reconocidos. El resto, a pesar del riesgo, los horarios laborales extenuantes y otros factores propios de la profesión, no han logrado escalar en sus derechos.

Responsabilidad de medios de comunicación

Respecto a la difusión de contenido que genere violencia contra las mujeres, estereotipos, revictimización y problemas legales para las víctimas especialistas, han urgido a que cada una de las casas editoriales de los diferentes tipos de plataformas asuman su responsabilidad y se capaciten en cuanto a la difusión de contenidos.

Desde imágenes, videos, cabezas de notas periodísticas y el uso de adjetivos calificativos que pueden llegar a ser denigrantes para las víctimas, aseguran tienen que ser trabajados y revisados con responsabilidad por cada uno de los medios.

La directora del Consejo Social del Instituto Nacional de las Mujeres exhortó a los medios de comunicación y a los representantes de cada uno de ellos a dejar de replicar los lenguajes sexistas que se han advertido en la mayoría de los contenidos a nivel estatal.

“A los medios de comunicación, que finalmente me parece tienen una función, los obliga a dejar de replicar imágenes sexistas, que discriminen. Es precisamente en donde se tiene que trabajar, así que hay que decir no a las imágenes que se están reportando en estos espacios de información y la generación de estereotipos", explicó.

Con la desaparición de mujeres, feminicidios, crímenes de odio en contra de las comunidades LGTB, sentenciado repetidamente por organizaciones de la sociedad civil y activistas la falta de capacidad en muchos de los portales locales para manejar la información sin que lo anterior implique un cerco informativo ídolo para la víctima.