Que alumnos con alguna discapacidad se integren a escuelas, es el reto; anuncias jornadas de capacitación

La finalidad es apoyar en la actualización en el desarrollo del aprendizaje y la inclusión de niños con alguna discapacidad, sobre todo niños autistas

Foto, Jaime Lagunas.

Juan Bustos / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La integración de los alumnos con alguna discapacidad es el principal reto para la educación inclusiva y el establecimiento de un nuevo modelo educativo, por ello es pertinente la discusión sobre estrategias didácticas para la integración de alumnos, señalaron los organizadores de las 14 Jornadas de Educación Especial “Une tus manos a las nuestras”, del 22 al 24 de enero, que organiza la Escuela de Audición y Lenguaje Benito Juárez García.

PUBLICIDAD

María del Carmen León Esparza, directora de la escuela, detalló que se tiene la finalidad de apoyar en la actualización como la capacitación de maestros en servicio en las temáticas de estas jornadas mediante conferencias y talleres, y se habla precisamente del desarrollo del aprendizaje de matemáticas, también se habla sobre la inclusión de niños con alguna discapacidad sobre todo de los niños autistas.

Foto, Jaime Lagunas.

Agregó que otro aspecto que toma son los trastornos del habla y del lenguaje, que son importantes para una inclusión en los niños pequeños, “la desintegración sensorial, que nos habla de qué estrategias podemos adoptar para estimular todos los sentidos de los niños más pequeños”.

PUBLICIDAD

En entrevista expuso que se realizarán conferencias magistrales y talleres a fin de intercambiar experiencias tanto de ponentes como de asistentes, “creo que el reto mayor es poder hablar de tratar a los niños con discapacidad en el servicio regular, en la llamada inclusión educativa, para atenderlo en cualquier nivel”.

Reiteró que llegar a la inclusión en las escuelas es complicado, si los maestros no tienen la debida capacitación para atender a los niños con características especiales, “apenas recibimos los lineamientos en lo que refiere a la Nueva Escuela Mexicana y lo que refiere a la inclusión”.

Indicó que los jóvenes que ingresan a un servicio regular y tienen alguna discapacidad implican una articulación de los padres de familia, maestros y los propios compañeros del estudiante, debido a que la inclusión es un estilo de vida.

Detalló que, por ejemplo, uno de los desafíos más inmediatos es el lenguaje de señas en educación básica, que pudiera extenderse más entre los maestros para poder atender a niños en el servicio regular, particularmente en el preescolar y primaria, porque además existe una falta amplia de intérpretes.

A pregunta, dijo el evento es con la idea de escuchar especialistas y que puedan avanzar en los temas correspondientes a capacitación, para de esta manera contribuir a conformación de una masa crítica de docentes preparados.

“El evento tiene un costo, pero es de recuperación, realmente los ponentes y galeristas contribuyen con su trabajo para este evento, por lo que esperamos que acudan un numero amplio de personas”, dijo.

Sobre si la escuela presenta necesidades para la mejora de la atención, indicó que una de las necesidades más agentes es el equipamiento del aula multisensorial, que sirve de entrenamiento para los estudiantes y que estimulen otros sentidos.

“Es un tema que estamos gestionando con el gobierno estatal, esperamos que exista una pronta respuesta ya que es la necesidad más apremiante para la comunidad educativa”, dijo.

Cabe señalar que Verónica Mondragón Merino, especialista en inclusión de la Universidad de las Américas, ha señalado que las escuelas en conjunto no tienen claro cuál es su papel, y que como escuelas tienen que reprogramarse, reestructurar y rediseñar las escuelas para que sean capaces de dar una respuesta educativa de calidad a todos los alumnos, incluidos los niños con discapacidad.

Expuso que se va a pasos muy lentos, a pesar de que existen leyes como la Ley General para la Inclusión de Personas con Discapacidad, y México firmó la convención de los derechos de las personas con discapacidad de la ONU, hasta la existencia de reglamentos, pero se ha quedado en papel.

Recalcó que hay poca formación en este rubro para las escuelas, y son pocas escuelas que han asumido esta responsabilidad de atender a todos, “me llega un alumno, si puedo lo atiendo y si no puedo ahí que se quede y a ver qué pasa”.